Nuestra formación

Un Osteópata debe haber alcanzado un nivel de conocimiento y de aptitudes producto de la formación y del aprendizaje práctico que cumpla las siguientes características.
Nuestra escuela de osteopatía, cuenta con dos tipos de programas de enseñanza dependiendo de la formación y experiencia clínica previa de los profesionales en formación:

1) Los programas formativos Tipo I.

Están dirigidos a aquellos con poca o ninguna formación previa en atención sanitaria, pero que han completado su enseñanza secundaria equivalente.

2) Los programas formativos Tipo II.

Están dirigidos a aquellos con formación previa como profesionales de la atención sanitaria.
El tratamiento manual osteopático es un componente distintivo de la Osteopatia. Requiere el conocimiento y las aptitudes tanto cognitivas como sensitivo-motrices, y el desarrollo de estas aptitudes clínicas y manuales, requiere tiempo y práctica. La formación de las aptitudes osteopáticas y del examen físico debe impartirse siempre de manera presencial.

PROGRAMA TIPO I
Un programa Tipo I, tal y como lo define el referencial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene una carga lectiva de 4800h, incluyendo 1000h de práctica clínica osteopática supervisada y capacitación.

Esta formación de osteopatía tiene una duración de cuatro años

PROGRAMA TIPO II
La duración y el contenido de un programa Tipo II deberá adaptarse dependiendo de la evaluación de la formación, del aprendizaje práctico y de la experiencia previos del alumno.

Se requiere que los programas Tipo II deben incluir un mínimo de 1000h de práctica clínica osteopática supervisada.

El programa Tipo II conlleva 2000h repartidas en tres años,incluyendo práctica clínica supervisada y capacitación.

Los resultados del aprendizaje osteopático para un programa Tipo II, son los mismos que para un programa Tipo I.

El programa Tipo II cubre las competencias osteopáticas básicas, incluyendo el conocimiento, la comprensión y la aplicación de los modelos osteopáticos.

Independientemente de la formación, de la capacitación y de la experiencia adquirida previamente, los diplomados del programa Tipo II, deben también demostrar las mismas competencias prácticas osteopáticas incluyendo las aptitudes sensitivo-motrices, y la aplicación de los principios osteopáticos en el tratamiento clínico, que los diplomados del programa Tipo I.