Vídeos y noticias

Curso de Abordaje osteopático del Diafragma. La respiración sistémica

posgrado de osteopatia en la escuela de osteopatia eots
Curso de respiración sistémica. Abordaje osteopático del diafragma

Presentación del seminario

El trabajo del osteópata es restaurar la homeostasis dentro del cuerpo, para promover la mejora de las funciones vitales (circulatorias, respiratorias, etc.) y de esta manera, obtener la armonía funcional de la estructura.

Los diafragmas corporales son estructuras extremadamente importantes ya que deben mantener las diferentes relaciones de presión entre todas las partes del cuerpo. Las alteraciones de estas relaciones pueden manifestarse con cambios en la movilidad, la motilidad y la función de las estructuras de los órganos viscerales que, sometidas a fuerzas anormales (como intensidad, orientación y tiempo) darán lugar a anomalías funcionales.

Existen 5 diafragmas corporales:

  • Tentorio del cerebelo (cráneo)
  • Diafragma bucal
  • Diafragma torácico
  • Diafragma torácico superior (incluso entre clavícula-esternón y primera costilla)
  • Diafragma pélvico


El músculo del diafragma respiratorio condiciona todo el sistema del cuerpo, incluidas las emociones, y se vuelve limitante acercarse a la respiración solo identificando este segmento.

Por ello, es importante evaluar y reequilibrar estos 5 diafragmas antes de realizar técnicas específicas a nivel visceral. La sincronización de los 5 diafragmas implica la aplicación de varias técnicas específicas aplicadas en sucesión teniendo en cuenta la morfología funcional de cada caso en particular.

Incluso en el recién nacido (quizás después de un parto prolongado y difícil) puede ser una excelente manera de abordarlo desde las primeras sesiones para reequilibrar su estructura de la mejor manera posible.

Objetivos del curso

En el curso se realizará un estudio desde un punto de vista altamente científico y del abordaje técnico manual.

Se detallarán las conexiones con otros distritos anatómicos considerados como diafragmas, cómo examinarlos en conjunto y su posterior tratamiento de osteopatía, presentando nuevos enfoques técnicos y de evaluación.


Contenidos

Sábado

1- Introducción e historia de los 5 diafragmas: diafragma respiratorio, suelo pélvico, estrecho torácico, complejo lingual, tentorio del cerebelo.

2- Abordaje fascial osteopático

3- Introducción al diafragma e inervación:
-Anatomía e inervación del diafragma.
– Funciones del diafragma: más allá de la respiración.
– Relaciones sistémicas del diafragma: fascia e inervación.
– Cómo palpar el diafragma: evidencia científica.
– Cómo evaluar el diafragma: escala MED
– Cómo trabajar manualmente el diafragma.

4- Tratamiento manual del nervio frénico.

5- Cómo palpar el diafragma pélvico: evidencia científica.
– Cómo trabajar manualmente el suelo pélvico en cada componente: músculos, fascia, articulaciones e inervación (1ª parte)

Domingo

– Cómo trabajar manualmente el suelo pélvico en cada componente: músculos, fascia, articulaciones e inervación (2ª parte)

6- Cómo palpar el canal de entrada torácico: evidencia científica.
– Cómo trabajar manualmente el estrecho torácico en cada uno de sus componentes: músculos, fascia, articulaciones e inervación.

7- Cómo palpar el complejo lingual: evidencia científica
– Cómo trabajar manualmente el complejo lingual en cada uno de sus componentes: músculos, fascia, articulaciones e inervación.

8- Cómo palpar el tentorio del cerebelo.
– Cómo trabajar manualmente en cada uno de sus componentes: músculos, fascia, articulaciones e inervación.

9- Evaluar y trabajar juntos los 5 diafragmas.

10- El tacto que une.

Horario

Sábado 5 y domingo 6 de Octubre de 2019
De 09 a 14h y de 16 a 21h (20 horas)

Destinado a:

Osteópatas y otros profesionales sanitarios

* Curso dictado en Italiano, con traducción simultánea al castellano

Profesor

Bruno Bordoni (Italy)

• Osteópata D.O y Fisioterapeuta en el Instituto de Rehabilitación cardiaca de Milán desde 1994
• Profesor en el Máster de Osteopatía. Universidad Tor Vegata. Roma
• Editor jefe de Medicina Osteopática para la revista StatPearls.
• Miembro comité editorial: Journal of Alternative Medicine and Mind Bod Practices
• Investigador registrado ante el Ministerio de Sanidad italiano
• Revisor de múltiples revistas Internacionales de Medicina
• Autor de varios libros, y artículos científicos sobre Osteopatía
• Docente en varias escuelas internacionales de Osteopatía

Precio del curso

Alumnos EOTS: 250€
Alumnos externos: 300€

*Después del 15 de Septiembre, el precio se incrementará 30€

Inscripción

986-852-531 o info@escuelaosteopatiaeots.es


(Los campos con "*" son obligatorios)

Curso del Método R.T.M. (Reposicionamiento Tisular por micromovimiento)

curso del metodo rtm en terapia manual escuela de osteopatia eots
Curso de reposicionamiento tisular para fisioterapeutas y osteópatas en Pontevedra. Escuela EOTS

MÉTODO R.T.M. (Reposicionamiento Tisular por
Micromovimiento) DE TERAPIA MANUAL


EL CURSO VA DIRIGIDO A LOS FISIOTERAPEUTAS Y
OSTEÓPATAS


PRESENTACIÓN
El aumentar el número posible de técnicas a utilizar en el tratamiento de
nuestros pacientes, se hace imprescindible en la práctica clínica del fisioterapeuta/ kinesiólogo/osteópata. El método R.T.M. nos dará una nueva herramienta para aumentar la eficacia de nuestro tratamiento.
El método R.T.M. encamina el tratamiento a devolverle una correcta ordenación, composición y propiocepción a los distintas articulaciones periféricas, músculos, el interior óseo, las suturas del cráneo, los huesos del cráneo, los elementos nobles y tejidos blandos del cráneo, así como las uniones viscerales y las propias vísceras, trabajando sobre el tejido conectivo corporal a través de las diferentes capas de su
estructura anatómica.
El método R.T.M. pretende devolver la función a la estructura de una forma
dinámica, es decir, será el fisioterapeuta/kinesiólogo/osteópata quien desarrolle la técnica, bajo su criterio y percepción, después de realizar un sencillo test de estiramiento de las diferentes estructuras articulares, o apoyándose en un simple test de terapia de localización de la kinesiología aplicada.
Los diferentes estructuras corporales, por su relaciones anatómicas, fasciales, biomecánicas, nerviosas, son el origen en muchas ocasiones de disfunciones en diversos niveles estructurales del organismo. El correcto conocimiento anatómico articular, nos puede llevar al tratamiento correcto, y a solucionar las diversas disfunciones de nuestros pacientes.
Este Método RTM pretende, enseñar al fisioterapeuta, kinesiólogo y osteópata, una nueva forma de abordar al paciente, una nueva forma de ver el cuerpo humano, sin tener en cuenta la función para la que están encomendadas, ni el estado en el que se encuentren de deterioro por el paso de la edad o por las diversas patologías a las que pueden estar expuestas.
El tratamiento fascial o de la fascia esta muy extendido, y estudiado en los
tiempos modernos, contando con diferentes métodos de tratamiento y diagnóstico, todos ellos con un alto índice de satisfacción. RTM esta enfocado a todo el tejido conectivo, pretende devolver la función a la estructura sobre la que estamos tratando de una manera estructural, es decir será el terapeuta el que en todo momento controle lo que esta sucediendo entre sus manos y sus contactos, realizándolo de una
manera dinámica, es decir provocando y buscando los movimientos sutiles más limitados en cada momento.
El trabajo sobre el sistema propioceptivo será muy importante, encontrando tanto el paciente como el terapeuta durante el desarrollo del curso grandes cambios de percepción y de propiocepción, ya que una de las características del curso es que no solo aprendemos una forma novedosa de tratar a nuestros pacientes, además de la cual vamos a ser receptores del mismo TRATAMIENTO que recibirán nuestros pacientes.

PRINCIPIOS DEL MÉTODO

  1. Mecanotransducción: es el proceso de transformar los estímulos mecánicos en señales o mecanismos celulares. La mecanotransducción se produce independientemente de otros tipos de señales proporcionadas por otros receptores a diferentes niveles histológicos. El estímulo mecánico se convierte en una sucesión de respuestas químicas que se producen sobre la membrana celular. Existen unos canales iónicos sobre la membrana celular, los cuales son mecanosensibles, que están distribuidos de manera omnipresente por toda la membrana celular. Estos canales los encontramos en cualquier célula de nuestro cuerpo. Existen células especializadas en la percepción mecánica, pero en las células mecanosensibles no especializadas es el citoesqueleto el protagonista de la mecanotransducción. Como respuesta a la estimulación mecánica se produce una remodelación de los elementos del citoesqueleto.
  2. Memoria Celular: En nuestras células esta grabada muestra huella genética, la congénita y los elementos adquiridos a través de nuestra vida. Y toda esta información esta a disposición de cada una de las células. Dentro de cada célula encontramos la “info-energía”, la unión de la energía física, química, emocional y energética , ya sea de manera consciente o inconsciente.
  3. Teoría de Compuerta de Melzack-Wall: No todas las vías sensitivas
    transmiten a la misma velocidad, y tampoco transmiten la misma
    información. Utilizamos la fisiología humana para conseguir nuestro
    propósito desprogramando las informaciones nociceptivas o aberrantes que alteran nuestra memoria celular.
  4. Kinesiología Aplicada Holística: La KAH es una técnica que utiliza la
    energía del cuerpo para requilibrar todos los ámbitos del mismo, la parte emocional, la parte química, la parte física y la energética, para que el paciente a través de la homeostasis llegue a encontrar su equilibrio de salud. A través de técnicas reflejas y de fácil aplicación, encontraremos como los resultados producen mejoras en la sintomatología de nuestros pacientes. Es una herramienta muy eficaz para encontrar disfunciones o alteraciones patológicas que de otra forma podrían pasar desapercibidas.

PROGRAMA DEL MÉTODO

  1. RTM Estructural:
    A. Articulaciones Periféricas.
    • Breve recuerdo anatómico de las articulaciones periféricas.
    • Palpación R.T.M. de las articulaciones periféricas.
    • Diagnóstico/Tratamiento R.T.M. de las articulaciones
    periféricas.
    B. Músculos Esqueléticos.
    • Breve recuerdo anatómico de la musculatura.
    • Palpación R.T.M. de los músculos.
    • Diagnóstico/Tratamiento R.T.M. de los músculos.
    C. Lesiones Intraóseas Periféricas.
    • Núcleos de osificación.
    • Palpación R.T.M. de los huesos.
    • Diagnóstico/Tratamiento R.T.M. de las lesiones intraóseas.
  2. RTM Craneal:
    A. Suturas del Cráneo.
    • Breve recuerdo anatómico de las suturas craneales.
    • Palpación R.T.M. de las suturas craneales.
    • Diagnóstico/Tratamiento R.T.M. de las suturas craneales.
    B. Lesiones Intraóseas del Cráneo.
    • Núcleos de osificación.
    • Palpación R.T.M. de los huesos.
    • Diagnóstico/Tratamiento R.T.M. de las lesiones intraóseas.
    C. El Interior del Cráneo.
    • Anatomía del interior del cráneo
    • Palpación estructuras craneales.
    • Diagnóstico/Tratamiento R.T.M. del interior craneal.
  3. RTM Visceral:
    A. Articulaciones Viscerales y Vísceras.
    • Anatomía visceral
    • Palpación visceras.
    • Diagnóstico/Tratamiento R.T.M. de las vísceras.

OBJETIVOS
1.- Recuerdo anatómico.
2.- Experimentar la posibilidad de armonizar los diferentes tejidos a través de la estimulación de las diferentes capas.
3.- Proporcionar una nueva herramienta de tratamiento para los
fisioterapeutas/kinesiólogos/osteópatas.
4.- Desarrollar por parte del terapeuta una mayor capacidad de valoración
manual, a si como fomentar el trabajo manual.


METODOLOGÍA DIDÁCTICA


HORARIO:

Viernes de 15 a 20h – Sábados de 8 a 14h y de 16 a 19:30h – Domingos de 8 a 14:30h.

PRECIO

300€/ seminario (7 seminarios de 21 horas cada uno)

PROFESOR
CARLOS GALCERÁN ALONSO
✶ FISIOTERAPEUTA desde 1989
✶ OSTEÓPATA D.O. – M.R.O.E. desde 2005
✶ LICENCIADO EN KINESIOLOGÍA Y FISIATRÍA desde 2003
✶ PROFESOR DE LA ESCUELA DE OSTEOPATÍA DE MADRID desde 2002
✶ CREADOR DEL MÉTODO

Tratamiento de manipulación osteopática para pacientes de edad avanzada: una encuesta nacional de médicos osteopáticos

Se proyecta que la cantidad de personas mayores (edad ≥65 años) en los Estados Unidos aumentará de 13% según lo informado en 2010 a 19.3% para 2030 y 20.2% para 2050. Los pacientes en este grupo de edad tienden a tener un aumento en los problemas de salud, dolor crónico y trastornos de la marcha y el equilibrio.2-4 El gran número y la prevalencia creciente de las afecciones crónicas múltiples entre las personas mayores son motivo de preocupación porque muchas de estas afecciones son manejadas por múltiples medicamentos. La polifarmacia no solo pone a las personas mayores en riesgo de efectos adversos de los medicamentos e interacciones medicamentosas5,6, sino que también aumenta el potencial de caídas, fragilidad, hospitalización y rehospitalización. Para abordar las preocupaciones sobre la polifarmacia, se han hecho recomendaciones para intervenciones no farmacológicas para abordar algunas de las necesidades médicas de los pacientes mayores. Se ha demostrado que el tratamiento de manipulación osteopática (OMT) reduce el uso de medicamentos en pacientes, especialmente en pacientes con dolor lumbar y neumonía. La prevalencia del dolor crónico se estima entre el 25% y el 75% entre las personas mayores que viven en la comunidad y entre el 83% y el 93% entre las personas mayores que viven en entornos institucionales. El dolor crónico puede limitar la participación en las actividades diarias, contribuir a los trastornos del sueño y aumentar el riesgo de depresión y sus secuelas (por ejemplo, mal funcionamiento físico, discapacidad, aislamiento social, ideación suicida). La American Geriatrics Society ha declarado que los métodos de manejo farmacológico del dolor utilizados en conjunto con los métodos no farmacológicos pueden aliviar el dolor persistente entre los adultos mayores. El tratamiento de manipulación osteopática es una forma no farmacológica de tratar el dolor crónico en las personas mayores. Los trastornos de la marcha y el equilibrio son una causa común de caídas en esta población. Muchas personas mayores que se caen tienen alguna forma de lesión como resultado. Las lesiones relacionadas con las caídas pueden ser superficiales, pero las caídas entre las personas mayores pueden ocasionar fracturas, lesiones cerebrales traumáticas o la muerte.24 Las caídas entre las personas mayores también contribuyen considerablemente al aumento de los costos de atención médica.24,25 Hay un cuerpo pequeño pero creciente de pruebas que demuestran que las personas mayores con trastornos de la marcha y el equilibrio pueden beneficiarse de la OMT26,27 Por ejemplo, un estudio prospectivo de personas mayores sin problemas de la marcha descubrió que las personas que recibieron OMT mostraron una estabilidad postural mejorada, mientras que las de un grupo de comparación que no recibir OMT demostró que no hay mejoras en la marcha y el equilibrio. Aunque la investigación ha demostrado que la OMT puede tener un efecto positivo en las condiciones que comúnmente se encuentran entre las personas mayores, el porcentaje de médicos osteópatas que usan la OMT para tratar a las personas mayores no se ha informado, según nuestro conocimiento. Además, las condiciones musculoesqueléticas y basadas en el sistema para las cuales se utiliza la OMT no se han comparado entre los grupos de edad, ni se han comparado las técnicas de la OMT en sí en los grupos de edad, según nuestro conocimiento. Las encuestas de los médicos osteópatas han documentado múltiples aspectos del uso de la OMT en sus prácticas, incluido el porcentaje de pacientes en los que se usa la OMT, 28,29 con qué frecuencia se administra la OMT, 30 con qué frecuencia se utilizan ciertas técnicas 31, las condiciones para las cuales se utilizan las técnicas de la OMT target, 29 y con qué frecuencia se manejan las condiciones con OMT. Sin embargo, estas encuestas no han explorado el uso de técnicas de OMT en personas mayores y se compararon con las de personas más jóvenes. El estudio actual buscó llenar estos vacíos en la literatura mediante la comparación del uso de OMT en pacientes en diferentes grupos de edad. El objetivo del estudio fue evaluar el porcentaje de médicos osteopáticos que usan OMT para tratar a pacientes en 3 grupos de edad (<65 años, 65-79 años y ≥80 años), el porcentaje de médicos osteopáticos que usan OMT para controlar el músculo esquelético y las condiciones basadas en el sistema, y ​​el porcentaje de médicos osteopáticos que utilizan diversas técnicas de OMT.

Los métodos

La membresía de la Academia Americana de Osteopatía (AAO) fue seleccionada para servir como la población de la encuesta porque la misión de la AAO33 es consistente con el propósito de este estudio, y la membresía de la AAO representa a un grupo de médicos osteópatas que integran la OMT en su práctica de Medicina. En 2012, el Comité de Investigación Osteopática Louisa Burns de la AAO acordó permitir que la encuesta se difunda a sus miembros que estén certificados por la junta en medicina neuromusculoesquelética / medicina manipulativa osteopática (NMM / OMM) o que tengan una certificación o competencia especial en medicina osteopática manipulativa (C SPOMM). La encuesta y todos los procedimientos del estudio fueron revisados ​​y aprobados por la Junta de Revisión Institucional de la Escuela de Medicina Osteopática de la Universidad de Rowan en Stratford, Nueva Jersey.

Encuesta

La encuesta en línea fue desarrollada en SurveyGizmo, LLC. Las respuestas fueron anónimas y se permitió 1 respuesta por persona. La primera sección de la encuesta describió los propósitos de la encuesta, los tipos de preguntas que se formularían, el anonimato de las respuestas y la naturaleza voluntaria de la participación, que podrían suspenderse en cualquier momento. Los encuestados también fueron informados de que la participación en la encuesta sirvió como consentimiento para participar en el estudio. La segunda sección contenía las preguntas de la encuesta. Se pidió a los encuestados que informaran sus características demográficas (es decir, edad, sexo, año de residencia, especialidad de certificación de la junta, estado en el que practicaban actualmente, porcentaje de pacientes de 65 años o más [≤25%, 26% -50 %, 51% -75%, o 76% -100%]) y su uso de OMT.

Las preguntas relacionadas con la OMT pidieron a los encuestados que indiquen hasta qué punto utilizaron la OMT en su práctica, los tipos de afecciones musculoesqueléticas (por ejemplo, dolor de tobillo, artritis, dolor de espalda) y basadas en el sistema (por ejemplo, cardiaca, gastrointestinal, neurológica) para que administraron OMT, y las técnicas de OMT que utilizaron para los pacientes en 3 grupos de edad (<65 años, 65-79 años y ≥80 años). Para las preguntas relacionadas con las condiciones musculoesqueléticas y basadas en el sistema, los encuestados pudieron indicar si no utilizaron la OMT para controlar cada una de las condiciones enumeradas y pudieron escribir las condiciones adicionales para las que utilizaron la OMT si la condición no estaba incluida entre las ya en la lista. Para las preguntas sobre qué técnicas de OMT utilizaron los encuestados, los encuestados pudieron indicar que no utilizaron cada una de las técnicas enumeradas y pudieron escribir técnicas adicionales que utilizaron si la técnica no estaba incluida entre las que ya se mencionaron.
Durante un período de 4 meses en 2012, los miembros de la AAO que cumplieron con los criterios de inclusión recibieron por correo electrónico 3 invitaciones para participar en el estudio. La invitación contenía una breve descripción de la encuesta y un enlace a la encuesta.

Gestión de datos y análisis estadísticos

Los datos de la encuesta se extrajeron de SurveyGizmo, LLC en una hoja de cálculo de Excel (Microsoft Corporation) y luego se transfirieron a una base de datos. Se utilizó SPSS versión 20 (IBM Corporation) para realizar todos los análisis estadísticos. Las respuestas fueron reportadas como números y porcentajes. Las diferencias en el uso de OMT de los encuestados para los tipos de afecciones musculoesqueléticas y basadas en el sistema y los tipos de técnicas utilizadas se exploraron mediante la prueba Cochran Q. Las comparaciones múltiples se contabilizaron con una corrección de Bonferroni, que ajustó el nivel α de acuerdo con el número de condiciones o técnicas probadas.

Resultados

De los 629 miembros de la AAO enviados por correo electrónico, 197 médicos osteopáticos de 36 estados respondieron a la encuesta con una tasa de respuesta del 31,3%. La edad media (DE) de los encuestados fue de 51 (10,3) años, y 117 (59,4%) eran hombres. La media (DE) número de años desde que se completaron su residencia fue de 15.8 (9.1). Un total de 158 encuestados (80.2%) estaban certificados por la junta en NMM / OMM, 34 (17.3%) tenían C-SPOMM y 5 (2.5%) cumplían con ambos criterios. El porcentaje de pacientes mayores atendidos por los encuestados fue menor o igual al 25% para 78 encuestados (39.6%), 26% a 50% para 84 (42.6%), 51% a 75% para 31 (15.7%) y 76 % a 100% para 4 (2%).

Los 197 encuestados informaron haber usado OMT en su práctica. Muchos de los encuestados indicaron que usaron OMT para controlar una variedad de afecciones musculoesqueléticas, y el uso no varió según el grupo de edad del paciente en la mayoría de los casos (Tabla 2). Los encuestados indicaron que utilizaron OMT para tratar las siguientes afecciones en el 90% o más de sus pacientes en los 3 grupos de edad: dolor de tobillo, artritis, dolor de espalda (parte superior y media), dolor crónico, dolor de codo, anomalías de la marcha, dolor de cabeza, cadera dolor, dolor de rodilla, dolor lumbar, dolor de cuello, parestesia y dolor de hombro. Una notable excepción fue la osteoporosis. La prueba Q de Cochran indicó que se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el uso de la OMT en los 3 grupos de edad para el dolor de tobillo (χ 2 2 = 15.60; P = .000), síndrome del túnel carpiano (χ 2 2 = 27.25; P = .000), dolor en el codo (2 2 = 14.38; P = .001), dolor en la rodilla (χ 2 2 = 12.82; P = .002), y parestesia (χ 2 2 = 14.78 P = .001). Un total de 51 encuestados (28%) no usaron OMT para controlar la osteoporosis. Los encuestados informaron que utilizaron OMT para controlar cada una de las condiciones basadas en el sistema en el 80% o más de sus pacientes en los 3 grupos de edad (Tabla 3). La prueba Q de Cochran indicó que se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el uso de la OMT en los 3 grupos para cardiacos (χ 2 2 = 11.22; P = .004), endocrinos (χ 2 2 = 12.67; P = .002), gastrointestinales (χ 2 2 = 15.18; P = .001), y neurológico (χ 22 = 35,59; P = .000) condiciones. Para las afecciones neurológicas y respiratorias, 6 (3,1%) y 3 (1,6%) de los encuestados, respectivamente, indicaron que no utilizaron OMT para controlar estas afecciones.
Las técnicas de OMT que utilizaron los encuestados se presentan en la Tabla 4. Aunque el número de encuestados que utilizaron alta velocidad y baja amplitud (HVLA) en pacientes menores de 65 años (149 [99,3%]) fue comparable al número de encuestados que utilizaron Las otras técnicas en este grupo de edad, el uso de HVLA fue dramáticamente menor en los 2 grupos de mayor edad. En comparación con el número de encuestados que utilizaron las otras técnicas de OMT, el número de encuestados que usaron HVLA fue sustancialmente menor en pacientes de 65 a 79 años (90 [60%]) y 80 años o más (48 [32%]) . La prueba Cochran Q indicó que se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el uso de la OMT en los 3 grupos de edad para HVLA (χ 2 = 149.96; P = .000), técnicas de energía muscular (χ 2 2 = 31.14; P = .000), y la técnica Still (χ 2 2 = 18.17; P = .000).

Discusión

Los médicos osteopáticos que regularmente incorporan la OMT en la atención al paciente consideran que la OMT es segura y efectiva para pacientes de todas las edades, y los encuestados utilizan la OMT en más del 75% de sus pacientes. La edad avanzada no inhibió el uso de OMT por parte de los encuestados, que los encuestados aplicaron de manera general para las condiciones musculoesqueléticas y basadas en el sistema. Aunque se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el uso de las técnicas de OMT en los 3 grupos de edad, la técnica utilizada con menos frecuencia en los 2 grupos de mayor edad fue HVLA. Debido a que HVLA está relativamente contraindicado en pacientes con osteoporosis, 34,35 y las personas mayores son más propensas a tener osteoporosis, fue
Es de esperar que los médicos tengan menos probabilidades de usar
HVLA en esta población.
El presente estudio contribuye a la literatura sobre el uso de técnicas OMT para la gestión conservadora. Condiciones médicas en pacientes de 65 años o más. mayores.28-32 Investigando cómo se usa la OMT para tratar a los pacientes en este grupo de edad es importante ya que este se proyecta que el segmento de la población continuará aumentando en el futuro previsible.

Más del 75% de los encuestados en el estudio actual informaron haber usado OMT en el 76% al 100% de sus pacientes en los 3 grupos de edad. Se encontró que el grado de uso de la OMT era más alto que lo informado anteriormente por otra encuesta de médicos osteópatas, en la que el 53.5% de los encuestados indicaron que utilizaron la OMT en menos del 5% de los pacientes.28 Las diferencias en la tasa de uso de la OMT entre ese estudio y el estudio actual puede ser explicado por los diferentes grupos encuestados. Nuestra encuesta se distribuyó a los miembros de la AAO, una organización que enfatiza la “integración de los principios, las prácticas y el tratamiento manipulativo osteopáticos en la atención al paciente”. 33 La encuesta anterior se distribuyó a una lista aleatoria de médicos osteopáticos del archivo Master Master de Asociación Osteopática Americana. 28 Una limitación de esta encuesta es que sus hallazgos pueden no reflejar la forma en que se usa la OMT en la comunidad médica osteopática en general. Como se mencionó anteriormente, la dedicación del miembro de la AAO a la inclusión de la OMT en la atención al paciente puede reflejar un mayor uso de la OMT en esta población que en la comunidad médica general de osteopatía. Otra limitación de esta encuesta es la baja tasa de respuesta (31,3%). Sin embargo, esta tasa es consistente con las tasas de respuesta de las encuestas anteriores de los médicos osteópatas con respecto a su uso de OMT, que han arrojado tasas de 33% a 38% .28-32

Conclusión

En general, los médicos osteópatas que usan OMT lo usan para tratar a pacientes de todas las edades. Solo se evitan las técnicas de HVLA para pacientes de 65 años o más. Los encuestados indican que otras técnicas de OMT se utilizaron para estos pacientes, sin embargo. Las investigaciones futuras deberían explorar el uso de la OMT para tratar a las personas mayores en una muestra más amplia de médicos osteópatas.

VER ARTÍCULO ORIGINAL

Tratamiento osteopático de manipulación del dolor de espalda y síntomas relacionados durante el embarazo: un ensayo controlado aleatorio

Estudios anteriores han encontrado que la mayoría de las mujeres embarazadas reportan dolor lumbar durante el embarazo. Otros problemas neuromusculoesqueléticos comunes durante el embarazo incluyen dolor púbico, dolor de cadera, rodilla, calambres en las piernas, síndrome del túnel carpiano y tenosinovitis de DeQuervai. Cuando se consideran estos aspectos neuromusculoesqueléticos del embarazo, prácticamente todas las mujeres experimentan síntomas durante el embarazo, trimestre con al menos discapacidad temporal. Además, el dolor de espalda relacionado con el embarazo a menudo se asocia con trastornos del sueño y puede afectar las actividades de la vida diaria o la calidad de vida. Las terapias de medicina complementaria y alternativa (CAM) se pueden considerar como opciones de tratamiento para los síntomas relacionados con la espalda durante el embarazo debido a los riesgos reales o desconocidos inherentes a muchas terapias con medicamentos. La mayoría de las mujeres embarazadas y los profesionales de la salud prenatal informan que considerarían usar terapias de CAM para el dolor lumbar durante el embarazo, particularmente las prácticas de manipulación y basadas en el cuerpo, como el masaje y la manipulación de la columna vertebral. El tratamiento de manipulación osteopática (OMT, por sus siglas en inglés) es una forma de terapia manual que brindan los médicos osteópatas. Un aspecto intrigante de la OMT es que durante el embarazo, a diferencia de la terapia de masaje o la quiropráctica, podría integrarse con las visitas prenatales de rutina proporcionadas por los obstetras osteopáticos. Sin embargo, se ha realizado relativamente poca investigación sobre la OMT durante el embarazo. Un estudio observacional que utilizó la revisión de registros médicos en 4 sitios encontró que la OMT prenatal se asoció con un menor riesgo de parto prematuro y tinción con meconio del líquido amniótico. Sin embargo, no existe evidencia que corrobore los beneficios de la OMT durante el embarazo a partir de estudios prospectivos o ensayos clínicos. El objetivo principal de este ensayo controlado aleatorio fue explorar los efectos potenciales de la OMT proporcionada exclusivamente durante el tercer trimestre del embarazo sobre el dolor de espalda materno y el funcionamiento físico relacionado.

MATERIALES Y MÉTODOS

Este ensayo controlado aleatorizado de fase II fue realizado por el Centro de Investigación Osteopática del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte de Texas. El reclutamiento estuvo abierto desde julio de 2003 hasta diciembre de 2005 dentro del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte de Texas. Todos los procedimientos del estudio fueron aprobados por la Junta de Revisión Institucional para la Protección de Sujetos Humanos. El estudio también fue registrado con ClinicalTrials.gov (www.clinical trials.gov, NCT00298935).

Los pacientes de la clínica obstétrica fueron examinados hasta la semana 30 de embarazo para determinar su elegibilidad y su disposición a participar en el estudio. Los criterios de exclusión incluyeron cualquiera de los siguientes: (1) intención de dar a luz en un hospital no asignado o (2) embarazo de alto riesgo según lo determine el obstetra que atiende. El último criteriose incluyeron, pero no se limitaron a diabetes gestacional, preeclampsia, placenta previa y desprendimiento de placenta. Los pacientes de la clínica que cumplieron con los criterios de elegibilidad y dieron su consentimiento informado se inscribieron como sujetos entre las semanas 28 y 30 de embarazo y luego se asignaron al azar como sujetos del ensayo. Cada sujeto se asignó al azar a 1 de 3 grupos de tratamiento: (1) atención obstétrica habitual y OMT (UOBCOMT); (2) tratamiento obstétrico y ecografía simulada habitual (UOBCSUT); o (3) atención obstétrica habitual solamente (solo UOBC).

En este ensayo, la “atención obstétrica habitual” se refiere a la atención prenatal convencional durante el embarazo, excluyendo la OMT, que generalmente se considera una terapia de CAM10. Los sujetos fueron estratificados por edad y número de vértidos sobre la base teórica de que estos factores pueden influir en la respuesta a la OMT. Se estimó que veinticuatro años era la edad media de los pacientes clínicos que buscaban atención obstétrica en base a registros anteriores, y estratificamos arbitrariamente a los sujetos como primigravida o multigravida. Por lo tanto, los 4 estratos específicos por edad y por gravedad fueron los siguientes: (1) edad? 24 años y primigravida; (2) edad? 24 años y multigravida; (3) 25 años y primigravida; y (4) 25 años y multigravida. Luego se realizaron asignaciones de tratamiento bloqueadas dentro de cada uno de los 4 estratos específicos de edad y grávidos. Se usaron bloqueos de 6 sujetos para asignar aleatoriamente 2 sujetos a cada uno de los 3 grupos de tratamiento dentro de cada estrato específico de edad y grávido. Asumiendo la elegibilidad y el embarazo continuos, los grupos UOBCOMT y UOBCSUT fueron programados para recibir tratamientos en la semana 30 (visita 1), la semana 32 (visita 2), la semana 34 (visita 3), la semana 36 (visita 4), la 37a semana,semana (visita 5), ​​semana 38 (visita 6) y semana 39 (visita 7). Cada visita de tratamiento fue programada para durar 30 minutos.

El protocolo de OMT consistió en un enfoque estandarizado por el cual cada sujeto asignado recibió el tratamiento proporcionado por el personal docente con licencia dentro del Departamento de Osteopatía.
Medicina de manipulación en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte de Texas. El protocolo de estudio incluyó cualquiera de las siguientes modalidades de tratamiento: tejido blando, liberación miofascial, energía muscular, una movilización de rango de movimiento. Estas modalidades se utilizaron de manera sistemática dentro de un protocolo que le permitió al médico identificar y tratar disfunciones somáticas específicas en las siguientes regiones anatómicas: columna cervical, torácica y lumbar; salida torácica y clavículas; caja torácica y diafragma; y pelvis y sacro. Los proveedores de tratamiento se reunieron regularmente para asegurar la consistencia en la duración, tipo, ubicación anatómica y forma de manipulación proporcionado durante todo el juicio. El protocolo de estudio prohibió el uso de técnicas de alta velocidad y baja amplitud porque el aumento de la laxitud ligamentaria que se produce al final del embarazo puede representar un riesgo teórico al realizar tales maniobras. También se prohibió una técnica craneal conocida como compresión del cuarto ventrículo (CV-4) por razones teóricas que podría inducir el parto prematuro, aunque el pequeño estudio no controlado que sugiere que CV-4 puede iniciar contracciones uterinas involucró solo a mujeres postdate. El protocolo de SUT se adaptó al descrito en un ensayo controlado aleatorio previo de terapia manual.14 Los tratamientos de SUT fueron proporcionados por los mismos médicos que proporcionaron OMT. Además de controlar la atención médica durante la visita de tratamiento, el SUT utilizó un ultrasonido no funcional unidad de terapia que se modificó con fines de investigación para proporcionar señales visibles y auditivas que podrían provocar una respuesta de placebo. El médico proporcionó el SUT colocando la cabeza del aplicador sobre la ropa del sujeto y aplicando suficiente presión para la estimulación táctil de la piel y la piel subyacente.
tejidos en las mismas distribuciones anatómicas de las que generalmente se trataría si el sujeto estuviera siendo tratado con OMT.

Los sujetos asignados al grupo UOBConly no recibieron ningún tratamiento de estudio más allá de la atención obstétrica convencional; sin embargo, se esperaba que completaran formularios de recolección de datos en el
mismo horario que todos los demás sujetos de prueba. Al igual que con el UOBCOMT Sujetos UOBCSUT, los sujetos UOBC solo pudieron recibir atención obstétrica convencional, pero no OMT, terapia de masaje, terapia física, manipulación quiropráctica o ultrasonido terapéutico destinado a tratar trastornos musculoesqueléticos. Los datos de los sujetos en cada uno de los 3 grupos de tratamiento fueron recopilados por personal de investigación clínica cegado en el momento de la asignación al azar y durante las visitas 1-7 del tercer trimestre. En cada visita de tratamiento, el obstetra ciego confirmó la elegibilidad continua del sujeto durante la visita prenatal inmediatamente antes de la provisión del tratamiento del estudio (es decir, OMT o SUT en los grupos de tratamiento aplicables). Los 2 dominios de resultados incluyeron: (1) dolor de espalda, medido por una escala de 11 puntos (0, 1, 2, …, 10) para el nivel promedio de dolor de espalda; y (2) funcionamiento específico de la espalda, medido por el Cuestionario de Discapacidad de Roland-Morris (RMDQ) .15 La escala de dolor de espalda incluyó clasificaciones de intervalo de 0 (“sin dolor”) a 10 (“peor dolor posible”) sin temporal marco de referencia. Las respuestas a este ítem se analizaron como si se obtuvieran de una escala analógica visual de 10 cm para el dolor. La RMDQ se calificó como el número total de respuestas afirmativas a cada uno de sus 24 ítems relacionados con la parte posterior en función del día de recolección de datos. Un puntaje más alto fue indicativo de un peor funcionamiento específico de la espalda y un mayor nivel de discapacidad. Todos los análisis se basaron en el principio de intención de tratar. 11 Así, una vez que se inició un tratamiento en particular, cada uno el sujeto se incluyó en ese grupo de tratamiento independientemente de su adhesión al protocolo de tratamiento de 7 visitas durante el tercer trimestre. Es posible que los sujetos hayan omitido los tratamientos asignados por diversos motivos, entre ellos, retirarse del estudio sin causa, haberse perdido para realizar el seguimiento, haber sido retirados por su obstetra asistente para el desarrollo de una afección de alto riesgo u otros motivos diversos. Además, los sujetos pueden haber “perdido” visitas programadas de tratamiento debido al parto antes de la visita 7 en la semana 39. Los datos faltantes se imputaron utilizando el método de la última observación realizada. Si un sujeto entregado antes de la visita 7, para maximizar el poder estadístico, se usó el método de transferencia para imputar los datos faltantes de las observaciones censuradas durante las visitas obstétricas restantes que fueron obviadas por la entrega. Debido a que es probable que aumente el dolor de espalda y que el funcionamiento específico de la espalda se deteriore a medida que progresa el embarazo, este enfoque de la imputación puede haber sesgado
Los resultados a favor de los grupos de tratamiento con más visitas perdidas. Analizamos las diferencias en la frecuencia de visitas perdidas entre los grupos de tratamiento para determinar si los análisis complementarios fueron necesario para seguir abordando esta posible fuente de sesgo.

Las características basales de los sujetos se resumieron utilizando estadísticas descriptivas. Las diferencias entre los 3 grupos de tratamiento se evaluaron mediante la prueba 2 para las variables categóricas y el análisis
de varianza para variables continuas. Se utilizaron los métodos de la tabla de vida para evaluar el flujo de sujetos a través del ensayo, incluidas las distribuciones acumuladas de sujetos elegibles para el tratamiento, sujetos retirados del tratamiento debido al desarrollo de un estado de alto riesgo, y sujetos censurados para el tratamiento debido al parto antes de la visita 7. Tratamiento los resultados se evaluaron con análisis de covarianza de medidas repetidas (ANCOVA) utilizando las medidas de referencia como covariables. La ANCOVA consideró los efectos principales tanto del grupo de tratamiento como del tiempo (según el número de visitas) y la interacción de tiempo del grupo de tratamiento. Se realizaron análisis adicionales para medir los tamaños del efecto para los resultados del tratamiento. Los últimos se calcularon de tal manera que los tamaños de efectos positivos reflejaron los resultados del tratamiento en las direcciones deseadas (es decir, niveles de dolor más bajos y puntuaciones de RMDQ más bajas). Los umbrales de tamaño del efecto para beneficios y daños mínimamente importantes atribuibles a la OMT se utilizaron para complementar la interpretación estadística convencional de los resultados de este ensayo exploratorio.16 Los beneficios mínimamente importantes se definieron por los tamaños del efecto 0.2 según un estándar comúnmente aceptado para efectos pequeños. Los daños mínimamente importantes se definieron de manera más conservadora por los tamaños del efecto.

Todas las hipótesis se evaluaron a nivel de significación estadística mediante pruebas de dos colas. Se estimó que los tamaños de muestra del grupo de tratamiento alcanzaron un poder estadístico del 70% en comparaciones de grupos independientes convencionales basadas en un hipotético tamaño de efecto moderado y clínicamente relevante de 0,5 para el dolor de espalda (capacidad para detectar diferencias de 1,25 cm entre los grupos de tratamiento en un 10%). escala visual analógica de cm para el dolor de espalda) y funcionamiento específico de la espalda (capacidad para detectar diferencias de 3 unidades entre los grupos de tratamiento en el RMDQ de 24 unidades) .17 La gestión de datos se realizó con el paquete de software SPSS versión 14.0

RESULTADOS

Como se muestra en la Figura 1, se examinó a 863 pacientes de la clínica obstétrica para determinar su elegibilidad y su disposición a participar en el estudio. Un total de 177 pacientes elegibles aceptaron participar; sin embargo, 31 pacientes no avance hacia la asignación aleatoria, la mayoría de las veces debido al desarrollo de una condición de alto riesgo (n? 18) o el retiro voluntario del ensayo (n? 10). Un total de 49, 48 y 49 sujetos fueron asignados al azar a los grupos UOBCOMT, UOBCSUT y UOBC-only, respectivamente.

Las características basales de estos sujetos según el grupo de tratamiento se presentan en la Tabla. Los sujetos fueron similares en todos los grupos de tratamiento con respecto a la mayoría de las características. Hubo una diferencia significativa entre los grupos de tratamiento con respecto al uso de drogas ilícitas (P? .001). El grupo UOBCOMT incluyó sustancialmente más usuarios de drogas anteriores y menos nunca usuarios que los otros grupos de tratamiento. Además, hubo una diferencia marginal significativa entre los grupos de tratamiento con respecto al sangrado vaginal (P? .05). En los análisis de subtablas, esto se atribuyó al mayor porcentaje de sujetos que informaron sangrado vaginal en el grupo UOBCSUT en comparación con los del grupo de solo UOBC (P? .04). No hubo diferencias de referencia significativas en ninguna de las medidas de resultado entre los grupos de tratamiento. Dos sujetos asignados al azar se perdieron durante el seguimiento durante el tercer trimestre antes de que se proporcionara cualquier tratamiento o se recopilaran los resultados. Así, los análisis por intención de tratar incluyeron 144 sujetos. Solo 4 sujetos con elegibilidad continua perdieron más de la mitad de sus Visitas OMT o SUT programadas (2 en cada uno de los grupos UOBCOMT y UOBCSUT). La distribución de las visitas completadas a lo largo del tiempo según el grupo de tratamiento se muestra en la Figura 2. Los sujetos en el grupo de solo UOBC tuvieron el mayor porcentaje de finalización, y los del grupo UOBCOMT generalmente tuvieron porcentajes de finalización intermedios y los del grupo UOBCSUT
teniendo los porcentajes de finalización más bajos. Se observaron diferencias significativas en los porcentajes de finalización entre los grupos de tratamiento en 5 de las 7 visitas de tratamiento. Antes de la visita 7, se retiraron 23 (16%) sujetos debido al desarrollo de una condición de alto riesgo, y se censuraron las observaciones de otros 60 (42%) sujetos debido al parto.

No hubo diferencias significativas entre los grupos de tratamiento en los porcentajes acumulativos de sujetos elegibles para el tratamiento, sujetos retirados del tratamiento debido al desarrollo de una condición de alto riesgo, o sujetos censurados para el tratamiento debido al parto antes de la visita 7. Niveles promedio de dolor de espalda según el tratamiento los grupos se presentan en la Figura 3. Aunque no hubo diferencias estadísticamente significativas en los niveles de dolor entre los grupos de tratamiento, los niveles medios de dolor disminuyeron en el grupo UOBCOMT, permanecieron sin cambios en el grupo UOBCSUT y aumentaron en el grupo solo UOBC. Los tamaños del efecto fueron 0.27 (intervalo de confianza del 95%: 0.13 a 0.68; P? .18) para el contraste UOBCOMT vs UOBC-only y 0.14 (IC del 95%, – 0.26 a 0.55; P? .48) para el UOBCOMT vs UOBCSUT contraste.

Los resultados de RMDQ según el grupo de tratamiento se presentan en la Figura 4. Hubo diferencias significativas en el funcionamiento específico de la espalda entre los grupos de tratamiento (efecto principal de ANCOVA, p? .02). Aunque las puntuaciones de RMDQ aumentaron significativamente con el tiempo (efecto principal de ANCOVA, P? .01), el funcionamiento específico de la espalda disminuyó menos en el grupo UOBCOMT que en los grupos UOBConly y UOBCSUT (efecto de interacción de tiempo del grupo de tratamiento ANCOVA, P? .001). Los tamaños del efecto fueron 0,72 (IC del 95%, 0,31-1,14; P? .001) para el contraste UOBCOMT vs solo UOBC y 0,35 (IC del 95%, – 0.06 a 0.76; P? .09) para el contraste UOBCOMT vs UOBCSUT . Debido a que hubo diferencias significativas entre los grupos de tratamiento en las visitas completadas a lo largo del tiempo, como se muestra en la Figura 2, y debido a que las puntuaciones de RMDQ aumentaron con el tiempo, la imputación con el método de la última observación realizada pudo haber sesgado los resultados a favor de los grupos de tratamiento con mayor porcentajes de visitas perdidas (UOBCSUT y, en menor grado, UOBCOMT) en comparación con el grupo de solo UOBC. Irónicamente, este sesgo potencial a favor de UOBCSUT o UOBCOMT es consistente con la teoría de que los sujetos pueden tener intencionalmente omitieron los componentes SUT o OMT de sus visitas obstétricas porque percibieron poco o ningún beneficio de estas intervenciones. Para evaluar esta posibilidad, realizamos un análisis complementario de los resultados de RMDQ utilizan solo aquellos sujetos que completaron al menos una de las 7 visitas de tratamiento (n? 68). Este enfoque limitó la imputación de datos a no más de 1 arrastre por sujeto mientras se mantiene un análisis estadístico moderado (se estima un 40% de potencia para detectar un tamaño de efecto de 0,5). Los resultados de este análisis (efecto principal del grupo de tratamiento, P? .04; efecto de interacción de tiempo del grupo de tratamiento, P? .001) corroboraron el efecto principal y el efecto de interacción del grupo de tratamiento observados originalmente, aunque el efecto principal del tiempo no fue estadísticamente significativo (P ? .47).
En la Figura 5 se muestra un resumen de los resultados del tratamiento con respecto a los beneficios y los daños mínimamente importantes de la OMT. Este último demuestra claramente los beneficios clínicos importantes sin daños apreciables en el funcionamiento específico de la espalda cuando se proporciona la OMT como terapia complementaria durante el tercer trimestre del embarazo. Los resultados con respecto al dolor de espalda también sugieren unaimportante beneficio clínico cuando se proporciona OMT como terapia complementaria; sin embargo, no se puede descartar la posibilidad de daños mínimamente importantes.

COMENTARIO

Por lo que sabemos, este es el primer ensayo aleatorizado, controlado con placebo para explorar los efectos potenciales de la OMT durante el tercer trimestre del embarazo. Nuestros resultados indican que la OMT disminuye o detiene el deterioro del funcionamiento específico de la espalda que a menudo caracteriza el tercer trimestre del embarazo y, por lo tanto, proporciona un beneficio clínico importante cuando se lo utiliza como terapia complementaria (Figura 5). Aunque existe evidencia de que la OMT puede proporcionar un beneficio clínico importante para reducir el dolor de espalda, los resultados no son tan concluyentes como lo son para el funcionamiento específico de la espalda. Por lo tanto, en conjunto, estos hallazgos sugieren que los efectos beneficiosos de la OMT en el funcionamiento físico durante el tercer trimestre del embarazo pueden no estar relacionados simplemente con un efecto analgésico sobre el dolor de espalda, pero posiblemente involucren otros mecanismos. De acuerdo con la filosofía osteopática, la OMT se puede usar en varias etapas del embarazo para complementar la atención obstétrica convencional y, por lo tanto, para mejorar los efectos de la disfunción somática, incluidos los síntomas relacionados con la espalda. La disfunción somática es un concepto osteopático definido como “función alterada o alterada de componentes relacionados del sistema somático (estructura corporal): estructuras esqueléticas, artrodiales y miofasciales, y elementos vasculares, linfáticos y neurales relacionados”. 12 Los cambios durante el avance del embarazo pueden Contribuir al desarrollo o empeoramiento de la disfunción somática. Específicamente, se piensa comúnmente que 3 cambios que ocurren durante el embarazo contribuyen a la disfunción somática: (1) cambios hormonales; (2) cambios en la circulación de fluidos corporales; y (3) cambios estructurales y biomecánicos relacionados con el desarrollo del feto.18 Las investigaciones previas que involucraban TMO durante el embarazo han abordado con mayor frecuencia los cambios estructurales y biomecánicos. Por lo general, los cambios relacionados con la espalda que se producen durante el tercer trimestre del embarazo incluyen aumento de la lordosis lumbar con inclinación de la pelvis, aumento de la cifosis torácica y inclinación anterior del borde de la pelvis.18 Aunque los resultados de nuestro ensayo sugieren que algunos de los beneficios de la OMT puede estar mediado por efectos analgésicos, que probablemente impactarían en los aspectos estructurales y biomecánicos de la disfunción somática, otros mecanismos que alivian los aspectos hormonales y circulatorios de la disfunción somática durante el embarazo también pueden explicar los efectos de la OMT en el funcionamiento físico. Nuestro ensayo también demuestra la viabilidad de proporcionar OMT como complemento de la atención obstétrica convencional durante el tercer trimestre del embarazo. Aunque la OMT fue provista por especialistas en medicina osteopática en lugar de los obstetras, los sujetos generalmente cumplieron con recibir la OMT inmediatamente después de sus visitas obstétricas. En comparación, el cumplimiento en la recepción de OMT durante nuestro ensayo fue similar al reportado recientemente por mujeres embarazadas al tomar una tableta diaria de suplementos de multimicronutrientes. Nuestro ensayo controlado aleatorio tiene
varias fortalezas, incluido el uso de un control de SUT, la medición cegada de los resultados, las medidas de resultados repetidas durante el tercer trimestre del embarazo y el análisis que utilizó el principio de intención de tratar. Sin embargo, hay varias limitaciones de este ensayo que deben mencionarse. Primero, a pesar de la estrategia de asignación al azar bloqueada utilizada, los sujetos no fueron asignados al azar de manera adecuada sobre el uso de drogas ilícitas, el sangrado vaginal y la raza / etnia. Por lo tanto, no se puede descartar el potencial de confusión importante por estos factores. El control de estos posibles factores de confusión mediante el uso de análisis estratificados o técnicas estadísticas multivariadas no fue factible debido al número relativamente pequeño de sujetos inscritos en el juicio.

En segundo lugar, el poder estadístico del ensayo, originalmente estimado en un 70% para detectar efectos de tratamiento de tamaño moderado y clínicamente relevantes con respecto a la reducción del dolor de espalda y la mejora del funcionamiento específico de la espalda, puede haberse diluido en cierta medida debido a estos y otros posibles factores de confusión. . En tercer lugar, el protocolo de OMT se limitó al tercer trimestre del embarazo. Teóricamente, en la práctica clínica, sería deseable implementar la OMT antes del embarazo para prevenir o retardar la progresión de la disfunción somática y los síntomas relacionados con la espalda. Finalmente, el protocolo OMT implicó un enfoque estandarizado para el tratamiento que puede no reflejar adecuadamente los beneficios potenciales observados en la práctica clínica, en los que existe un enfoque de tratamiento más individualizado para cada paciente. Los resultados de nuestro ensayo exploratorio indican que se justifica un ensayo más amplio de Fase III con mayor poder estadístico y mejor control de posibles factores de confusión para evaluar mejor los efectos de la OMT en el dolor de espalda y el funcionamiento físico relacionado durante el tercer trimestre del embarazo. Si nuestros hallazgos se repiten en dicho ensayo, puede tener importantes implicaciones clínicas y económicas para el tratamiento de los síntomas comunes relacionados con la espalda y las consiguientes discapacidades funcionales que aparecen durante el tercer trimestre del embarazo.

VER ARTÍCULO ORIGINAL

Evaluación de la función pulmonar después del tratamiento de manipulación osteopática versus rehabilitación pulmonar estándar en una población sana

La rehabilitación pulmonar estándar (SPR), una colección no farmacológica de técnicas y educación específicamente utilizada para tratar a pacientes con enfermedad pulmonar, se utiliza de manera sistemática en la práctica clínica.1 Las técnicas utilizadas por los terapeutas respiratorios en SPR incluyen tapotement, respiración de labios fruncidos, nebulizador de solución salina y descanso. El tapotamiento, junto con la terapia postural, se utiliza para eliminar la mucosidad en pacientes con diversas afecciones pulmonares, como fibrosis quística y bronquiectasia.2 La respiración con los labios fruncidos es un ejercicio que, en algunos estudios, ha provocado un aumento del volumen tidal y la saturación de oxígeno. reducción de la disnea.3 Aunque los tratamientos con nebulizador no están implicados de manera rutinaria en la SPR, los tratamientos con nebulizador con solución salina hipertónica han demostrado ser eficaces para inducir la producción de esputo y en la terapia de pacientes con fibrosis quística.4-6 El descanso (relajación de la respiración) es otro componente de SPR que puede ser de particular valor en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) e insuficiencia respiratoria aguda, ya que los músculos respiratorios pueden fatigarse cuando se trabaja contra una resistencia suficientemente grande. Aunque el tratamiento de manipulación osteopática (OMT)
no está incluido en la SPR, los informes anteriores indican que la OMT puede mejorar la función pulmonar en afecciones pulmonares agudas y crónicas10,11. Los componentes musculoesqueléticos de la respiración inducen cambios de presión en la cavidad torácica necesarios para una respiración efectiva.12 Por lo tanto, la OMT se dirige hacia el Las estructuras en esta región tienen un enorme potencial para aliviar los síntomas de la enfermedad pulmonar al aumentar la movilidad del diafragma y los músculos de la pared torácica. En uno de los primeros estudios que evaluaron el efecto de la OMT en la función pulmonar, los pacientes hospitalizados con enfermedad del tracto respiratorio inferior recibieron una bomba linfática torácica, que se asoció con una limpieza más rápida del árbol traqueobronquial, una mayor producción de esputo y una menor duración de tos en comparación con los que recibieron tratamiento estándar.10 En 2005, los investigadores realizaron el primer ensayo conocido de OMT (que comprende técnicas de elevación de las costillas, energía muscular para las costillas y liberación miofascial) en pacientes pediátricos con asma. El grupo de OMT mostró una mejoría estadísticamente significativa en las tasas de flujo espiratorio máximo en comparación con el grupo simulado. Sin embargo, un estudio posterior 14 encontró efectos perjudiciales de la OMT sobre la función pulmonar en pacientes con EPOC 30 minutos después del tratamiento. La bomba linfática torácica, la liberación miofascial y la elevación de las costillas aumentan el volumen residual. Los autores14 plantearon la hipótesis de que debido a que el proceso patológico de la EPOC incluye inflamación crónica de las vías respiratorias y susceptibilidad al broncoespasmo, los efectos inmediatos de la OMT pueden empeorar temporalmente la inflamación, desencadenar el espasmo y aflojar las secreciones que conducen a la captura de aire.

Además de los enfoques de tratamiento, otro factor importante en el manejo general de la enfermedad es la percepción del paciente de la mejora y la participación en su propio cuidado. La mejora subjetiva positiva de los síntomas después del tratamiento puede tener una influencia real en los resultados de la enfermedad al aumentar la satisfacción del paciente, la calidad de vida y el cumplimiento de los regímenes de tratamiento.15 En estudios anteriores, 13,14 pacientes calificaron subjetivamente su respiración como mejorada después de la OMT en comparación con SPR o terapia simulada, incluso si este hallazgo no fue paralelo a los datos objetivos.

La motivación para el presente estudio fue crear un protocolo de investigación sólido que se pueda utilizar en futuros estudios para determinar los efectos inmediatos de varias técnicas de OMT y SPR en pacientes con afecciones para las cuales se indica SPR. También se intentó evaluar si las intervenciones, individualmente o en combinación, mejorarían la función pulmonar, según lo determinado por el volumen espiratorio forzado en el primer segundo de expiración (FEV1) y la capacidad vital forzada (FVC) medida en litros y la proporción de FEV1 / FVC.

Los valores reducidos de FEV1, FVC y FEV1 / FVC se asocian con disfunciones pulmonares múltiples, incluida la EPOC y el asma. Dados los informes contradictorios en la literatura sobre los efectos de la OMT, es necesaria una investigación adicional. Además, estudios anteriores no han evaluado exhaustivamente las técnicas de OMT y los tratamientos con SPR para analizar la eficacia de tratamientos específicos.

El presente estudio analiza específicamente los efectos de varios tratamientos en una población saludable para eliminar los factores de confusión observados en una población con problemas respiratorios. Supusimos que no habría diferencia entre los efectos de OMT y SPR en los valores de FEV1, FVC y FEV1 / FVC porque se utilizó una población sana.

Los metodos

Participantes

Los participantes adultos fueron reclutados de las Escuelas de Farmacia y Odontología de la Facultad de Medicina Osteopática de Lake Erie-Bradenton, así como de la Escuela de Medicina Osteopática a través de correos electrónicos y anuncios en el aula. Los participantes potenciales luego completaron una encuesta de estudio sobre la función pulmonar, el historial de tabaquismo, la frecuencia de ejercicio y el historial médico. Los participantes elegibles fueron hombres o mujeres sanos sin trastornos de la piel o heridas abiertas que impiden el contacto con la piel, fascitis o desgarros fasciales, distensiones musculares o inflamaciones, neoplasias, fracturas óseas, osteomielitis, osteopenia, osteoporosis, problemas de coagulación, trombosis venosa profunda, enfermedad suprarrenal / síndromes. trastornos respiratorios actuales (incluyendo EPOC y asma), síndromes inmunosupresores, radiación o quimioterapia en los últimos 3 años, lupus y cualquier otra enfermedad autoinmune. Estos criterios de exclusión están relacionados principalmente con las contraindicaciones de ciertas técnicas de OMT utilizadas en este estudio. Los fumadores actuales y anteriores también fueron excluidos del estudio, así como los individuos con un índice de masa corporal de 30 o mayor.

Procedimiento

Los participantes fueron asignados aleatoriamente a 1 de 2 grupos: OMT o SPR. El tiempo total para completar todos los procedimientos del estudio fue de 6 semanas. Cada participante asistió a 1 sesión por semana y recibió un tratamiento diferente o una combinación de tratamientos cada semana. Cada sesión duró aproximadamente 30 minutos. Estudiantes de medicina osteopática realizaron todos los tratamientos. Fueron capacitados por un médico osteopático con licencia en todas las técnicas, y el mismo médico osteopático (T.A.Q.) supervisó todos los tratamientos administrados durante el estudio.

Para medir la relación FEV1, FVC y FEV1 / FVC, se utilizaron espirómetros SPRBTA (Vernier Software and Technology) y se conectaron a computadoras para la recopilación automática de datos.

Cada sesión de tratamiento semanal se llevó a cabo utilizando el siguiente método:

▪ Antes del tratamiento: Cada participante realizó maniobras de espirometría hasta 6 veces hasta que se obtuvieron 3 ensayos de espirometría aceptables. Un ensayo aceptable fue determinado por las directrices de la American Thoracic Society.
▪ Tratamiento: Inmediatamente después de obtener los datos de referencia, cada participante se sometió al tratamiento asignado según su grupo de tratamiento (OMT o SPR) y la semana en particular (Tabla 1). Los tratamientos se administraron en un orden aleatorio hasta que cada participante recibió cada tratamiento una vez entre las semanas 1 a 4.
▪ Después del tratamiento: se obtuvieron nuevamente tres maniobras de espirometría aceptables de cada participante que se adhirió a las mismas pautas utilizadas antes del tratamiento.
▪ Evaluación subjetiva: al finalizar cada sesión, cada participante informó subjetivamente su cambio en la respiración después del tratamiento en una escala de 1 (mucho peor) a 5 (mucho mejor).

Semanas 1-4:

Cada participante se sometió a 1 tratamiento por sesión semanal. Al final de las 4 semanas, cada participante recibió cada uno de los 4 tratamientos disponibles en su correspondiente grupo OMT o SPR. El orden en que se administraron los tratamientos semana a semana en cada grupo de tratamiento se varió deliberadamente para garantizar la integridad del efecto de cada tratamiento.

Semana 5:

Se analizaron los datos de las semanas 1 a 4. Durante la quinta semana, el grupo OMT recibió las 2 técnicas OMT que produjeron el mayor cambio positivo en FEV1 y FVC, y el grupo SPR recibió los 2 tratamientos SPR que produjeron el mayor cambio positivo en FEV1 y FVC en una sola sesión. El orden de tratamiento para cada grupo fue el tratamiento con la mejora más grande inmediatamente seguido del tratamiento con la segunda mejora más grande.

Semana 6:

El tratamiento individual más exitoso de cada grupo determinado por el mayor cambio positivo en FEV1 y FVC se seleccionó usando los resultados de las semanas 1 a 4. Durante la sexta semana, el grupo OMT recibió la técnica OMT más exitosa seguida del tratamiento SPR más exitoso . De manera similar, el grupo SPR recibió los mismos 2 tratamientos pero en orden inverso (tratamiento SPR seguido de la técnica OMT).

Tratamiento

Las técnicas para la OMT se seleccionaron en base a la literatura previa y las aportaciones de un médico osteopático (TAQ) con muchos años de experiencia en la realización de estas técnicas.10 Las técnicas para la SPR se determinaron con base en las técnicas conocidas utilizadas por los terapeutas respiratorios en hospitales y clínicas.1 La 4 OMT Las técnicas incluyen elevación de costillas, domo del diafragma, bomba linfática torácica y velocidad torácica alta, baja amplitud (HVLA). Las 4 técnicas de SPR incluyeron reposo, nebulizador de solución salina, tapotement y respiración con los labios fruncidos. Las técnicas de OMT se administraron de acuerdo con los procedimientos descritos en Foundations of Osteopathic Medicine.18 El protocolo para las técnicas de SPR se recopiló de varias fuentes. La respiración de los labios fruncidos y el descanso (respiración de relajación) se derivaron del Ejercicio Terapéutico para Asistentes de Terapeuta Físico. 19 El procedimiento de tapotement se adaptó del Manual de Técnicas de Masaje de Curación de Tappan. 20 El protocolo para administrar tratamientos con nebulizador de solución salina siguió las pautas indicadas en Fundamentos de la terapia respiratoria.

Análisis de los datos

Los datos del espirómetro se analizaron para garantizar que solo los ensayos que cumplían con las pautas de la American Thoracic Society17 se usaran en los análisis finales. Los datos de espirometría finalizados y el cambio subjetivo en las puntuaciones de respiración se analizaron mediante un análisis de varianza de 1 vía y pruebas t pareadas de 2 colas para comparar todos los tipos de tratamiento y combinaciones y valoraciones subjetivas de los efectos de tratamiento en la respiración.

Resultados

Cincuenta y tres participantes completaron todos los procedimientos del estudio (rango de edad, 21-38 años; edad media, 24 años; 50% hombres). Veintiocho participantes estaban en el grupo OMT y 25 estaban en el grupo SPR. No hubo diferencias demográficas entre los grupos. Los ensayos que no fueron aceptables (p. Ej., Pobre esfuerzo del participante, fugas de aire durante la maniobra de FVC, alta variabilidad en los valores de espirometría, fatiga del participante) no se incluyeron en los análisis. Después de las primeras 4 semanas, se utilizaron los datos de espirometría sin procesar para encontrar los 2 tratamientos dentro de cada grupo con los cambios más positivos utilizando las sumas de los cambios de FEV1 y FVC (Tabla 2). Estos tratamientos fueron utilizados durante las semanas 5 y 6.

Después de la sexta semana, los datos de espirometría de las 6 semanas indicaron que la función pulmonar no mejoró significativamente para ningún tratamiento único o combinado en el grupo OMT o SPR (Figura 1 y Figura 2). Sin embargo, las pruebas t mostraron que el nebulizador de solución salina disminuyó significativamente la función pulmonar en función de la FEV1 media y la FEV1 / FVC (FEV1: 5.76 [1.52] antes del tratamiento y después del tratamiento; antes del tratamiento y después del tratamiento

Este hallazgo coincide con los resultados subjetivos. Aunque no fue estadísticamente significativo, hubo una ligera disminución en el FEV1 con la cúpula del diafragma (ΔFEV1: −0.131 [0.199] L). Después de los ensayos de espirometría postratamiento, los participantes calificaron subjetivamente el cambio en la calidad de su respiración, con 1 que indica “mucho peor”, 3 que indica que no hubo cambios y 5 que indica “que han mejorado mucho”. Sólo los ensayos aceptables según lo determinan las directrices de la American Thoracic Society17 Se utilizaron para el análisis de las valoraciones subjetivas de la respiración. Un análisis de varianza de 1 vía indicó diferencias significativas entre algunos tratamientos (p <0,001). La respiración con los labios fruncidos se calificó como la puntuación media más baja (SD) (2,9 [0,4]) y fue significativamente más baja que en todos los otros tratamientos (p <0,05), excepto en el caso del nebulizador de solución salina. Además, las calificaciones del nebulizador de solución salina (3.0 [0.7]) y la bomba linfática torácica (3.3 [0.5]) fueron significativamente más bajas que la elevación de las costillas más la respiración de labios fruncidos, la elevación de las costillas, la cúpula del diafragma, la elevación de las costillas más la bomba linfática y el HVLA , en orden creciente de significación estadística (todos p <0,05). La técnica HVLA fue calificada como la más alta para la mejoría de la respiración (3.9 [0.7]) y fue significativamente más alta que la respiración de labios fruncidos, la solución salina, la bomba linfática, la respiración de labios fruncidos, luego el tapotement, el descanso, la respiración y la respiración de los labios fruncidos, luego la elevación de las costillas, en aumento orden de significación (todos p <0,05).

Para comparar los tipos de tratamiento, se calcularon las calificaciones subjetivas promedio para cada grupo (OMT, SPR y combinación) mediante las pruebas t. Las clasificaciones generales de SPR fueron significativamente menores que los tratamientos con OMT (P <.001) y combinados (OMT + SPR) (P <.005) (Figura 3).

Discusión

Este estudio demuestra un nuevo protocolo potencial para evaluar la efectividad de la OMT para mejorar la respiración en pacientes con afecciones pulmonares. Los resultados de este estudio, con la excepción del nebulizador de solución salina, apoyan la hipótesis nula de que no habría ningún cambio estadísticamente significativo en el FEV1, FVC o FEV1 / FVC en una población sana inmediatamente después de una única sesión de tratamiento de OMT o SPR. . Estos resultados fueron consistentes con estudios similares.22 Según nuestro conocimiento, este estudio es el primero en comparar múltiples formas de OMT y SPR en sesiones de tratamiento individuales. Estudios anteriores utilizaron solo técnicas de OMT de tejido blando comparó la OMT con solo un grupo simulado. El nebulizador de solución salina fue el único tratamiento que resultó en una disminución significativa de FEV1 y FEV1 / FVC.

La solución salina hipertónica se utiliza como componente de las pruebas de broncoprovocación para el asma, así como para el aclaramiento de la secreción de enfermedades pulmonares, como la neumonía23. La mejora subjetiva posterior al tratamiento, según lo evaluaron los participantes, se correlaciona con este hallazgo objetivo en que el nebulizador de solución salina tenía la segunda calificación más baja. Esta correlación apoya el potencial clínico y validez de este protocolo de investigación. En general, los participantes en el grupo de OMT sintieron que su respiración mejoró significativamente más que los participantes en el grupo de SPR, indicado por calificaciones subjetivas después del tratamiento (Figura 3). Además, hubo una tendencia hacia la mejora subjetiva de SPR a tratamiento combinado (OMT + SPR) a OMT. Estos resultados ejemplifican los principios de la medicina osteopática, en particular, demuestran que el cuerpo funciona como una unidad. Recibir OMT puede llevar a una mejor mentalidad con respecto al estado de la enfermedad, lo que puede traducirse en una mejor adherencia a los regímenes de tratamiento y, por lo tanto, mejores resultados de tratamiento.

Una limitación importante de este estudio es que solo incluye adultos jóvenes sanos en lugar de pacientes con afecciones pulmonares. Sin embargo, el propósito de nuestro estudio fue introducir un protocolo que tiene aplicaciones en una población con condiciones pulmonares para estudios prospectivos. Es probable que el uso de OMT pueda beneficiar a los pacientes con enfermedad respiratoria real más que a los que tienen pulmones sanos. Dos estudios demostraron que la OMT tiene valor para eliminar la mucosidad del árbol traqueobronquial y mejorar los resultados de las pruebas de función pulmonar. Aunque el presente estudio tenía la intención de ser ciego simple, algunos participantes eran estudiantes de medicina osteopática y, por lo tanto, eran conscientes de su ubicación grupal. El conocimiento de los estudiantes de medicina osteopática de la OMT puede haber influido en su calificación subjetiva de cambio de respiración en función de sus posibles creencias preexistentes sobre la OMT. Además, la edad de nuestra población osciló entre 21 y 38 años. Dado el efecto del aumento de la edad en la función pulmonar, es probable que nuestros resultados varíen en una población de mayor edad. No todos los participantes completaron todos los protocolos de estudio, lo que llevó a un tamaño de muestra reducido. Como se mencionó anteriormente, los ensayos que no fueron aceptables no se incluyeron en los análisis. Para maximizar el tamaño del grupo, no se utilizó ningún grupo simulado. Se han utilizado grupos simulados como placebos para descartar el potencial de que los resultados significativos de la OMT se deban únicamente al toque humano. Sin embargo, debido a que esta teoría no se ha confirmado, y debido a que el estudio actual no tuvo ningún resultado estadísticamente significativo de la función pulmonar objetiva del grupo OMT, esta limitación es menor.

Las aplicaciones futuras de este estudio incluyen la evaluación de tratamientos de OMT, SPR y combinados en pacientes con diversas afecciones pulmonares. También es imperativo determinar la importancia de los hallazgos subjetivos del presente estudio, que mostraron una mejoría subjetiva de la respiración subjetiva en el grupo de OMT y que se corresponden con los hallazgos de otros estudios. Proponemos que esta mejora subjetiva puede estar relacionada con el aumento inmediato en la movilidad de la pared torácica que causan algunas técnicas de OMT, aunque se justifican estudios futuros para explorar esto. La relación potencial entre las percepciones de los pacientes sobre los beneficios para la salud y su cumplimiento también debe ser explorada.

Conclusión

El presente estudio no demostró ningún cambio estadísticamente significativo en los resultados de las pruebas de función pulmonar inmediatamente después de la OMT o la combinación de tratamientos OMT y SPR. Solo el nebulizador de solución salina produjo efectos perjudiciales sobre la función pulmonar en adultos sanos, como lo demuestran las disminuciones estadísticamente significativas en el FEV1 y el FEV1 / FVC. Estos hallazgos apoyan la hipótesis original de que la OMT no mostraría un cambio significativo en la función pulmonar en una población sana inmediatamente después de una sola sesión de tratamiento. Al mismo tiempo, demuestra un protocolo válido y exhaustivo que puede determinar objetivamente la eficacia inmediata de la OMT en un paciente con enfermedad pulmonar. Interesantemente, los participantes en este estudio expresaron una mejora subjetiva significativa en la respiración después de la OMT, que respalda la utilidad de la OMT con respecto al tratamiento de afecciones pulmonares. Este beneficio percibido puede mejorar las perspectivas de los pacientes sobre su condición, lo que finalmente se traduce en un mejor cumplimiento del tratamiento. Un estudio adicional de los efectos de la OMT sobre la función pulmonar en poblaciones con afecciones pulmonares puede dar resultados favorables, lo que apoya la incorporación de la OMT en las pautas de tratamiento actuales.

Artículo original aquí

El tratamiento de manipulación osteopática como una nueva forma de controlar el síndrome de dolor posvasectomía

La vasectomía se realiza para proporcionar anticoncepción permanente a más de medio millón de hombres al año en los Estados Unidos y tiene una tasa baja de complicaciones. Las posibles complicaciones incluyen infección, hemorragia, granuloma de esperma y síndrome de dolor postvasectomía (PVPS). En 2012, la Asociación Americana de Urología informó que, después de la vasectomía, entre el 1% y el 2% de los hombres experimentan PVPS.2. Notoriamente difícil de tratar, PVPS (caracterizado como al menos 3 meses de dolor escrotal o testicular intermitente o crónico, que puede ocurrir meses a años después de la vasectomía, 4 tiene numerosas opciones de manejo quirúrgico y no quirúrgico que no tienen un éxito consistente, sin un protocolo estandarizado para la evaluación y el tratamiento 5 y con frecuencia persiste a pesar de un enfoque de tratamiento multidisciplinario. El tratamiento de manipulación osteopática (OMT) implica la aplicación directa y Técnicas indirectas a varias regiones del cuerpo para mejorar la función del aparato circulatorio y neuromusculoesquelético sistemas, promoviendo así la salud.6 El siguiente caso es, según nuestro conocimiento, el primer uso informado (y aparentemente exitoso) de OMT para administrar PVPS. Nuestra hipótesis es una contribución miofascial o musculoesquelética a algunos casos de dolor crónico después de la vasectomía, lo que convierte a la OMT en un componente de tratamiento razonable en un enfoque multidisciplinario para los pacientes con PVPS.

Reporte de caso

El paciente era un miembro del servicio masculino, de 38 años de edad, que estaba sano y que se había sometido al servicio activo que se había sometido a una vasectomía sin bisturí 8 años antes. Su período postoperatorio inicial fue sin dolor, pero después de varios meses el paciente experimentó dolor y sensibilidad en el testículo posterior derecho, así como disfunción eréctil. Se realizó epididimectomía derecha 1 año después de la vasectomía, después de que se observara un pequeño quiste epidídimo en la ecografía; Sus síntomas mejoraron inicialmente después de este procedimiento, pero su dolor testicular derecho reapareció.

Durante los próximos 7 meses. Describió un dolor palpitante persistente que calificó de 5 a 7 en una escala de gravedad de 0 a 10, radiación ocasional en la ingle ipsilateral, con erupciones que duraron de 1 a 2 semanas y ocurrieron aproximadamente 4 veces por año. El dolor interfirió con su sueño y se vio agravado por la ambulación, las transferencias, el ejercicio, el tacto, las erecciones, las relaciones sexuales y la eyaculación. No tenía síntomas testiculares de la izquierda o síntomas urinarios, y los resultados de las pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual, análisis de orina y cultivos fueron sistemáticamente negativos. Seis años después de la vasectomía, los hallazgos de la ecografía fueron normales, excepto por cambios posquirúrgicos, ausencia de epidídimo derecho e hidrocele mínimo en el lado derecho. Los intentos por aliviar los síntomas del paciente incluyeron modificación de la actividad, antibióticos, varios regímenes de dolor oral (incluidos los antiinflamatorios no esteroideos, relajantes musculares, pregabalina, gabapentina y narcóticos), fisioterapia del piso pélvico, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, bloqueo del cordón espermático, denervación del cordón espermático , y repetidas inyecciones de esteroides del nervio genitofemoral. También recibió asesoramiento para los síntomas psicológicos y la tensión marital derivada de su dolor crónico. A pesar de las intervenciones anteriores, los síntomas del paciente persistieron y su calidad de vida disminuyó. Con su posible descalificación del servicio militar continuado debido a su dolor crónico y la incapacidad resultante para pasar una prueba de aptitud física militar, su urólogo ofreció una orquiectomía como un posible tratamiento definitivo, pero el paciente dudó en continuar y buscó alternativas, después de consultar con su médico de cabecera (un médico alopático) 8 años después de la vasectomía, el paciente fue remitido a OMT.

El examen osteopático inicial del paciente reveló un músculo bulbospongoso derecho tenso y tierno y un cuerpo perineal, sensibilidad a la palpación del polo posterior superior del testículo derecho, puntos gatillo miofasciales del músculo elevador del ano en la derecha (palpados mediante examen digital del recto) , falta de alineación pélvica, movilidad sacra deficiente y puntos sensibles sobre el ligamento inguinal derecho, los flexores de la cadera derecha y la parte inferior del abdomen.
Las intervenciones de OMT incluyeron el tratamiento de la columna lumbar, la pelvis, el suelo pélvico y la parte inferior del abdomen durante un período de 4 meses (10 visitas). Específicamente, las maniobras incluyeron balanceo sacro con asistencia respiratoria; Rodillo lumbar de alta velocidad y baja amplitud; liberación del suelo pélvico; liberación miofascial del abdomen inferior y del muslo derecho proximal; técnica de energía muscular; una técnica de relajación por contracción de los flexores y del cuadríceps de la cadera derecha; y las técnicas de contraste de tensión. Las intervenciones variaron entre las sesiones, según la presentación del paciente ese día. El perineo nunca fue tratado directamente. Los exámenes rectales se requirieron solo como parte de la evaluación inicial y las reevaluaciones periódicas y no fueron parte de la evaluación tratamiento.

El examen osteopático repetido después de 10 visitas reveló la resolución completa del dolor y la tensión sobre el cuerpo perineal derecho, disminución de la sensibilidad del testículo derecho, mejora la movilidad sacra y disminución de los puntos sensibles del abdomen y el ligamento inguinal. Hubo un punto de activación del elevador del ano persistente. El dolor posterior a la estimulación del paciente, que había durado varios días antes de comenzar la OMT, ahora no duró más de 30 minutos. Las erecciones ahora eran indoloras, pero las relaciones sexuales seguían siendo difíciles debido al dolor. Después de este curso de tratamiento, el paciente describió su dolor testicular y su calidad de vida como “10 veces mejor” e informó con frecuencia de que no tenía dolor, lo que no había experimentado desde el inicio del PVPS.

Busqueda de literatura


Una búsqueda bibliográfica se completó en septiembre de 2016.
Se realizaron búsquedas en PubMed y Google Scholar con combinaciones de los siguientes términos de búsqueda: “vasectomía”, “complicaciones por vasectomía”, “síndrome de dolor post vasectomía”, “síndrome de dolor postvasectomía”, “OMT”, “manipulación osteopática”, “manipulación osteopática” “Suelo pélvico”, “dolor pélvico”, “terapia del suelo pélvico”, “hombre” y “hombres”. Se revisaron un total de 763 citas para determinar la relevancia del caso anterior, y se recuperaron los artículos correspondientes; Se identificaron fuentes adicionales al revisar las referencias dentro de los artículos, así como las citas relacionadas sugeridas por PubMed. Los resultados se utilizaron para proporcionar información de fondo y refinar una hipótesis de que la OMT puede ser una parte valiosa de un enfoque multidisciplinario para el manejo de la PVPS, que a veces puede deberse a una disfunción del piso pélvico. No se encontraron estudios o informes de uso de OMT para el manejo de PVPS.

Discusión

Los síntomas específicos varían, pero la mayoría de las veces incluyen la orquialgia, las relaciones sexuales dolorosas, la eyaculación dolorosa, el epidídimo lleno o tierno, o el conducto deferente sensible. La gravedad de la PVPP puede ser mínima a debilitante. La mayoría de las estimaciones de su incidencia oscilan entre el 1% y el 6% de los hombres que se someten a una vasectomía, 1,8 y su mecanismo fisiopatológico sigue siendo un tema de debate, con algunas teorías que atribuyen PVPS a obstrucción, dilatación o posible ruptura de conductos epidídimos.
El diagnóstico diferencial del dolor testicular crónico después de la vasectomía es amplio e incluye epididimitis, infección, dolor psicogénico, neuropatía local, pinzamiento nervioso y dolor referido9,11; La disfunción del suelo pélvico (disfunción muscular o puntos de activación miofascial) se considera con poca frecuencia. Las opciones de tratamiento para PVPS abundan, aunque el fracaso del tratamiento suele frustrar a los pacientes, sus familias y los médicos. Los enfoques no farmacológicos incluyen limitaciones de actividad, ropa interior de apoyo, terapia de calor y frío, terapia física del suelo pélvico, acupuntura, biofeedback y tratamiento de salud mental.
Las opciones farmacológicas incluyen medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, narcóticos, antibióticos, neurolépticos, antidepresivos tricíclicos, bloqueos de nervios del cordón espermático y esteroides administrados localmente. La extirpación del granuloma espermático, la epididimectomía, la denervación del cordón espermático, la reversión de la vasectomía y la orquiectomía son opciones quirúrgicas que también pueden considerarse. El piso pélvico soporta los órganos pélvicos a través de complejos mecanismos de músculos, ligamentos y tejido conectivo, al tiempo que desempeña un papel en la continencia urinaria y fecal, la excitación sexual y los orgasmos. Los puntos de activación en los músculos puborrectal, pubococcígeo y recto del abdomen se refieren al dolor del pene, y los puntos de activación en los músculos oblicuos externos se refieren al dolor suprapúbico, testicular e inguinal12. Los espasmos musculares del piso pélvico también pueden provocar disfunción sexual.13.14 Suelo pélvico la disfunción es una causa del síndrome de dolor pélvico crónico (CPPS, por sus siglas en inglés), que no se ha asociado comúnmente con la vasectomía, en todo caso. Al igual que la PVPS, la CPPS se presenta de manera heterogénea con una serie de síntomas similares y comúnmente afecta a hombres jóvenes o de mediana edad, causando dolor genital o pélvico que a menudo se asocia con la disfunción miccional o sexual. Anteriormente llamada “prostatitis crónica” porque se sospechaba una próstata inflamada o infectada, la evidencia sugiere que la CPPS puede estar relacionada con el dolor o la disfunción musculoesquelética del piso pélvico, los síndromes de dolor miofascial o los síndromes somáticos funcionales. 15-17 Puede tratarse con éxito con un sistema multidisciplinario Enfoque de tratamiento, que incluye fisioterapia manual del suelo pélvico, entrenamiento de relajación y ejercicios aeróbicos y de flexibilidad, 12,18-20 que confieren mayor credibilidad a las teorías musculoesqueléticas y miofasciales del dolor en la ingle y los genitales, así como a la disfunción sexual. La terapia manual del suelo pélvico ha sido beneficiosa en el tratamiento de la CPPS y la disfunción del suelo pélvico, 12,19,20, lo que sugiere que la OMT también puede ser eficaz para la PVPS. Si bien la fisioterapia del suelo pélvico no tuvo éxito en nuestro paciente, la OMT fue mejor capaz de abordar su sospecha de disfunción del suelo pélvico, así como la disfunción somática en su columna lumbar, pelvis y musculatura abdominal.

Debido a que la PVPS se define por sus síntomas en relación con la vasectomía y no por su mecanismo fisiopatológico (que aún se discute), nuestro paciente definitivamente tuvo PVPS. La disfunción del piso pélvico puede desarrollarse en algunos pacientes con síntomas refractarios a un tratamiento más tradicional, colocándolos en el espectro de CPPS. Planteamos la hipótesis de que la disfunción del piso pélvico puede ocurrir a través de un ciclo de dolor-espasmo-disfunción (Figura), en el que la lesión y el malestar quirúrgicos iniciales resultan en contracciones o resguardos del piso pélvico, que a su vez conducen a espasmos dolorosos, que comprimen los nervios y comprometen la sangre local. Flujo, y, en última instancia, causa disfunción del suelo pélvico. Las técnicas de OMT aplicadas en nuestro paciente probablemente relajaron estos tejidos blandos, aumentaron el flujo sanguíneo local y mejoraron la alineación articular, aliviando así el dolor y la disfunción. Su alivio del dolor parecía estar directamente relacionado con el inicio de la OMT, aunque sus tratamientos multidisciplinarios concurrentes dificultan la interpretación de este resultado.

Conclusión

A nuestro entender, este es el primer uso reportado de OMT para PVPS. Planteamos la hipótesis de que el PVPS puede provocar disfunción del piso pélvico en algunos pacientes y, por lo tanto, los tratamientos manuales como la OMT pueden ofrecer beneficios. Dada la heterogeneidad de PVPS y la prevalencia desconocida de disfunción del suelo pélvico como la fuente de dolor crónico después de la vasectomía, una evaluación realizada por un médico osteopático para evaluar y tratar el suelo pélvico y las estructuras circundantes puede ser útil para los síntomas refractarios a los tratamientos más tradicionales. La investigación adicional debe investigar la prevalencia de la disfunción del suelo pélvico en hombres con PVPS, los mejores candidatos para OMT en esta población, y las técnicas específicas y los resultados a largo plazo de OMT para PVPS.

LEER ARTICULO ORIGINAL AQUÍ

Osteopatía y Diafragma torácico – Trabajo fin de curso Osteopatía

Laura Velasco Muñoz. Tutora: Fily Blanco Garrido

RESUMEN
Introducción: La osteopatía es una terapia reciente nacida en Estados Unidos, cuyo promotor fue el Dr. Andrew Taylor-Still (1828 – 1917), quien enunció los grandes principios de esta medicina natural.
La osteopatía es el estudio de los efectos internos que vienen de la estructura. La osteopatía debe ser desmitificada: está basada en la Anatomía, la Fisiología y la Semiología. No debe ser esotérica, sino cartesiana (tanto como sea posible), no hay recetas, el tratamiento se basa en un examen clínico. Un diagnóstico osteopático debe conducir a un acto terapéutico osteopático. El diafragma respiratorio es el músculo más importante para respirar. Contribuye a diversos procesos como la expectoración, el vómito, la deglución, la micción y la defecación. Facilita el retorno venoso y linfático y ayuda a las vísceras ubicadas arriba y debajo del diafragma para que funcionen correctamente.


Material y Métodos: Se realizan diferentes búsquedas bibliográficas entre septiembre de 2017 y abril de 2018 en bases de datos de PubMed, Scielo, Latindex, Medline, utilizando palabras clave “Osteopathic diaphragm”, “Osteopathy Medicine and diaphragm”, “Osteopath and diaphragm”. Fijados los criterios necesarios para la finalidad de la revisión, de la que son objeto las palabras clave, se obtuvieron un total de seis artículos que utilizan, analizan y observan el tratamiento osteopático del diafragma torácico.


Resultados: Un artículo nos habla de la enfermedad de reflujo gastroesofágico, a través del tratamiento del diafragma torácico, como forma directa del tratamiento, con resultados clínicamente positivos. Un segundo artículo trata la enfermedad de reflujo gastroesofágico, este utiliza de forma conjunta, con otras técnicas osteopáticas el tratamiento osteopático del diafragma torácico. Un tercero trata el singultus crónico con técnica diafragmática como parte principal del tratamiento de forma positiva. Un cuarto artículo describe el tratamiento de endometriosis a través del trabajo de liberación de los diafragmas mayores, entres ellos el diafragma abdominal, con resultados positivos. Un quinto artículo, nos habla del efecto hipoalgésico inmediato a través del tratamiento osteopático del diafragma. Un sexto artículo nos expone una hipótesis de tratamiento del síndrome de intestino irritable, utilizando como parte del tratamiento general, el tratamiento osteopático del diafragma. Tres de los artículos nos hablan del tratamiento osteopático del diafragma torácico de forma directa, para mejorar diversas patologías. Los tres artículos restantes, utilizan el tratamiento osteopático del diafragma torácico de forma conjunta con otras técnicas osteopáticas para diferentes patologías.


Conclusión: Los artículos tratan diferentes patologías atraves de la utilización del tratamiento osteopático del diafragma torácico y del tratamiento osteopático general. Con mejora significativa y sin efectos secundarios o adversos en todos ellos. Sin evidencia científica suficiente en todos ellos.


Palabras clave: osteopatía, osteopático, diafragma, diafragmático.

LISTADO DE ABREVIATURAS
TMO: tratamiento manipulativo osteopático
SII: síndrome de intestino irritable
ERGE: enfermedad de reflujo gastroesofágico
MI: miembro inferior
MS: miembro superior
EM: endometriosis
TO: tratamiento osteopático
DF: dispepsia funcional
CD: enfermedad celiaca
SIMBO: sobre crecimiento bacteriano en el intestino delgado
EII: enfermedad de Crhon, colitis ulcerosa
TODT: tratamiento osteopático del diafragma torácico
ARTT: asimetría, rango articular, textura, ternura.
DS: disfunción somática

INTRODUCCIÓN
La Osteopatía fue versada por Andrew Taylor Still, nació el 6 de agosto de 1829 en Jonesborough, en Virginia. Médico-cirujano (1)
En sus obras de referencia, A. Still hace una síntesis de todas sus observaciones y de su práctica y plasma cuatro grandes principios sobre los cuales se basa la medicina osteopática:
• La estructura gobierna la función.
• La unidad del cuerpo.
• La autocuración.
• La ley de la arteria. (1).
Para que el cuerpo humano funcione de forma optima, es necesario que los sistemas principales estén en armonía (musculoesqueletico, visceral y craneal). (2).
El desarrollo tecnológico manual de la Osteopatía, al incidir sobre el conjunto de los tejidos mencionados, ha propiciado la clasificación de técnicas en varios grandes grupos, según sobre qué tejidos actúe. Así, hablamos de:
• Osteopatía estructural o dirigida al sistema musculo- esquelético. (1)
• Osteopatía visceral, orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras. (1)
• Osteopatía craneal y terapia craneosacra, que actuando también mediante técnicas manuales liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneosacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo.(1)
La manifestación de un trastorno primario proveniente de un órgano interno se puede manifestar en el sistema musculoesqueletico (zonas Head); esto está en relación con los niveles metaméricos y la inervación ortosimpática. (2)
El tratamiento osteopático de los trastornos viscerales se fundamenta en la relación entre los sistemas principales del cuerpo. (2)
En todas las afecciones viscerales cardiorespiratorias o digestivas, es igualmente capital liberar el diafragma. (3)

Lesión osteopática o disfunción somática corresponde a una disparidad tridimensional de movilidad de un elemento conjuntivo sea el que sea. Esta disfunción somática se caracteriza por una restricción de movilidad, casi siempre dolorosa, en uno o varios de los parámetros fisiológicos de movimiento. (3) TART/ARTT es un dispositivo mnemónico osteopático para los hallazgos más comunes en la disfunción somática: -Sensibilidad -Asimetría -Movimiento restringido -Cambios en la textura del tejido. (4)
Habiendo asentado las bases de la osteopatía y su sentido práctico de aplicación, pasamos a relacionar estos hechos con el TO del diafragma torácico. El diafragma respiratorio es el músculo más importante para respirar. Contribuye a diversos procesos como la expectoración, el vómito, la deglución, la micción y la defecación. Facilita el retorno venoso y linfático y ayuda a las vísceras ubicadas arriba y debajo del diafragma para que funcionen correctamente. Su actividad es fundamental en el mantenimiento de la postura y los cambios de posición del cuerpo. Puede afectar la percepción del dolor y el estado emocional. (5) La respiración es una actividad sistémica, capaz de involucrar varias partes del cuerpo. La salud del músculo del diafragma es crítica para muchos pacientes, no solo para aquellos con enfermedades respiratorias. (5)

Por todo lo descrito anteriormente, nos referimos al TO del diafragma torácico, para tratar diversas patologías y como base reguladora de la salud.
La finalidad de la presente revisión bibliográfica, es encontrar y analizar la evidencia científica existente y actual sobre el TO del diafragma torácico y su acción para la salud.

MATERIAL Y MÉTODOS
Pasamos a determinar las palabras clave, para encontrar los artículos del objetivo de la presente revisión a través de DecS, posteriormente con el resultado DecS, buscamos en las bases de datos de PubMed, Scielo, Latindex, Medline. Términos MeSH “osteopathic manipulative treatment and diaphragm”.
Ecuación de búsqueda: es “osteopathic manipulative treatment and diaphragm”, con un resultado de 11 artículos.


Criterios de exclusión: artículos que no traten sobre el objetivo o tema de la presente revisión=0, revisión sistemática=1, artículos publicados hace más de cinco años=3, artículos que no estén a texto completo=1.
Criterios de inclusión: artículos comprendidos entre 2012-2017, publicados en inglés y que contemplen el TO del diafragma torácico.
Resultado: seis artículos.


RESULTADOS
A modo de comprensión hemos dividido los resultados según patologías tratadas a través del TO del diafragma torácico.
*ERGE 1
*ERGE 2
*SII
*SINGULTUS
*EFECTO HIPOALGÉSICO INMEDIATO EN C4
*ENDOMETRIOSIS


*ERGE 1. VN da Silva, et al (6) 2013.

El objetivo del estudio es comparar los valores de presión en el examen de la manometría esofágica del esfínter esofágico inferior (LES) antes e inmediatamente después de la intervención osteopática en el músculo del diafragma.
El estudio se basa en 38 pacientes con ERGE, de los cuales 16 se tratan con placebo y 22 con técnica osteopática del diafragma. De los cuales 25 eran del género femenino (65,7%). La media de edad, peso, altura, índice de masa corporal (IMC) del grupo O (osteopatía) fue de 49,5 años de edad, 67,3 kg, 1,61 m, y BMI 25,72, respectivamente. Y la del grupo placebo (grupo P) fue de 50,5 años de edad, 61,8 kg, 1,62 m, y el IMC 23,52. Los dos grupos no fueron diferentes en cuanto a edad, peso, índice de masa corporal, y la altura se refiere así como con respecto a la distribución por sexo.
La presión media respiratorio (ARP) y la presión espiratoria máxima (MEP) del LES se midieron por manometría antes y después de técnica osteopática en el punto de presión más alta, HP.
Hay un aumento del 9-27% de la presión del LES, con la maniobra diafragmática y con el placebo hay reducción de la presión del LES.
La técnica de manipulación osteopática usada para producir el equilibrio funcional del diafragma provoca un incremento positivo, estadísticamente significativo, en la región LES pronto después de que se realiza.

*ERGE 2 Diniz LR, et al (7) 2014.
El objetivo de este breve informe, es el estudio y desarrollo de un protocolo para el tratamiento de ERGE, con TMO aplicado al diafragma y al esófago, y evaluar la efectividad del protocolo, usando la escala de calidad de vida (QS-GERD) para la enfermedad. Un hombre blanco de 55 años de edad con antecedentes de acidez y ronquera de 4 años, estudio de 8 semanas de duración, angustia emocional, diagnosticado de ERGE. Presión arterial antes de empezar TMO 120/75 mm Hg y 72 latidos por minuto. El examen físico reveló un hombre de aspecto saludable, 5 pies 9 pulgadas de alto y un peso de 178 lb. Su abdomen era ligeramente sensible en la zona epigástrica, y el borborigmo estaba presente. El examen osteopático reveló congestión tisular en la zona epigástrica; la vértebra C4 estaba extendida, girada hacia la izquierda y lateralmente hacia la izquierda; vértebra T6 se extendía, rotaba hacia la derecha y hacia la derecha; el grupo T1-T4 se flexionó, se rotó hacia la derecha y se inclinó hacia la derecha, y se observó hipomovilidad en la cúpula diafragmática derecha; y en la columna lumbar, L3 se extendió, se giró hacia la izquierda y se inclinó hacia la izquierda. El resto del examen físico fue normal o no relacionado con la ERGE del paciente. Los resultados de una esofagogastroduodenoscopia repetida mostraron gastritis antro leve y reflujo esofágico. Los resultados de la biopsia tisular fueron negativos para H. pylori y la prueba de pH esofágico fue normal. El protocolo se ejecutó en 3 sesiones y consistió en 4 técnicas: reducción de la hernia hiatal, pilares de la normalización del diafragma, normalización del esfínter por retroceso y balanceo de los diafragmas. El protocolo se aplicó en la sesión inicial, 1 semana después de la sesión inicial y 2 semanas después de la segunda sesión. El protocolo TMO se administró sin eventos adversos, en un solo paciente, informó resultados positivos después de la tercera sesión. El QS-GERD mostró una mejora en la puntuación de 13 de 45 a 4 de 45.

Los resultados del presente informe muestran que el TMO aplicado al diafragma y el esófago puede mejorar los síntomas de la ERGE y se debe agregar al enfoque somato visceral para la atención de los pacientes con esta afección.

  • SII
    Luca Collebrusco, et al (8) 2014.

    Este artículo, es una hipótesis de tratamiento que describe el SII en relación con enfermedades similares. Presenta los antecedentes de tratamiento de la osteopatía en relación con SII, y propone un protocolo TMO para gestionar el SII. En el SII, la TMO se centra en los sistemas nervioso y circulatorio, columna vertebral, vísceras torácicas y pélvicas y diafragmas con el fin de restablecer el equilibrio homeostático, normalizar la actividad autonómica en el intestino. En este artículo se explica el por qué la utilización y razonamiento de TMO para SII desde la DS. La hipótesis de tratamiento del SII a través de TMO es altamente positiva, dado que el planteamiento y procedimiento del mismo, son totalmente fieles a las reglas de oro de la Osteopatía:
    -Planteamiento de DS,
    -Diagnóstico de DS a través de examen asimetría, rango articular, ternura, textura, ARTT.
    -Relaciona la inflamación DS con la patología visceral, SII.
    -Criterios Roma III para SII.
    -Diagnóstico diferencial de SII, con enfermedades aparentemente iguales o similares, como son dispepsia funcional, DF, enfermedad celiaca, CD, sobre crecimiento bacteriano en el intestino delgado, SIMBO, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn, EII.
    -Bandas rojas.
    -TMO por región complejo/ estructuras/ técnicas terapéuticas.
    -TMO del diafragma, a través del nervio frénico.

-Hace referencia a la relación entre, sistema nervioso entérico, ENS/ sistema nervioso autónomo, ANS/ hipotálamo-pituitaria-adrenales, HPA, para SII.
-Estudio controlado de 30 pacientes de sexo femenino con M-IBS (media de edad de 43 años 14 años) con ROMA III criterios. Ellos fueron asignados al azar en dos grupos de 15 pacientes para recibir ya sea TMO o TMO simulado. Aunque todavía preliminares, los resultados indican que las mejoras en los síntomas del SII y la calidad de vida son más marcadas en los pacientes tratados con TMO de hipótesis.


*SINGULTUS
Seidel B, et al (9) 2014.

Este artículo es un informe de caso sobre el singultus o hipo crónico. Mujer de 32 años, ingresó en un hospital de rehabilitación aguda en un gran centro médico académico después de recibir un diagnóstico de íleo y experimentar náuseas y vómitos prolongados. Antes de la hospitalización actual, el paciente no tenía antecedentes de síntomas gastrointestinales ni singultus. Estos episodios de hipo persistente durarían de 20 minutos a 5 horas antes del cese espontáneo. Varios medicamentos, incluyendo baclofeno, ondansetrón, metaclopramida y carbemazepina, no tuvieron éxito en la reducción de la duración, frecuencia o intensidad del singultus. Tres semanas después de su aparición, se desarrolló un episodio de singultus intratable mientras el paciente estaba en una mesa de inclinación durante la terapia física. Consultó a un médico osteópata. El médico realizó un examen estructural osteopático y encontró cambio en la textura del tejido, asimetría y restricción del movimiento o sensibilidad en el cuello, T1-T4, T10-T12 y las regiones sacro y pélvica. A continuación, realizó TMO utilizando elevación de costillas, tensión ligamentosa diafragmática equilibrada, y la dominación diafragmática del hemidiafragma izquierdo, con el cese instantáneo de singultus. Singultus se repitió al día siguiente después de un cambio de posición similar durante la terapia, y TMO se realizó nuevamente resultados similares. Cuatro días más tarde, durante un período de remisión singultus, realizamos otro examen estructural osteopático mostró la persistencia de la disfunción cervical, torácica superior, toracolumbar y sacra, con la adición de hallazgos craneales y abdominales. La liberación miofascial y la medicina osteopática craneana manipuladora se aplicaron en el occipucio, el cuello, la columna dorsal, el sacro y la pelvis, y el ganglio mesentérico superior. La textura del tejido, la asimetría, la restricción del movimiento y la sensibilidad (es decir, los criterios de ARTT) se resolvieron y el impulso rítmico craneal había mejorado. Después de TMO, los terapeutas notaron que el paciente tenía una mejor tolerancia de la postura erguida y la flexión hacia adelante de cualquiera de los dos húmeros. Pudo lograr un nivel modificado de independencia, con la auto alimentación, el vendaje de las extremidades superiores y la sesión independiente, que antes no podía tolerar. El paciente no fue seguido como paciente ambulatorio. Aunque se justifican más estudios, la implicación potencial de TMO como modalidad de tratamiento para singultus es alentadora para la población de pacientes en quienes fracasa la terapia médica. Además, TMO es una alternativa segura a las intervenciones farmacéuticas convencionales, que pueden tener efectos adversos. Los estudios futuros podrían comparar la eficacia de la TMO con las terapias médicas actuales para la supresión de singultus y la reducción de la frecuencia.


*EFECTO HIPOALGÉSICO INMEDIATO EN C4
McCoss, et al (10) 2016.

Esta investigación tiene como objetivo soportar un mecanismo neurofisiológico, basado en el principio osteopático “El cuerpo es una unidad”.
Demostrando que dirigir el tratamiento al tejido distal que está neurológicamente relacionado puede reducir el dolor en los segmentos espinales originarios.
Este estudio investigó el efecto hipoalgésico inmediato de una liberación del diafragma, en la columna cervical.

Los participantes fueron excluidos si se considera inadecuada descubierto a partir de la historia clínica, no pudieron asistir a la primera sesión o tomaron parte en el ejercicio riguroso o terapia manual recibido en los últimos 3 días. PPT se midieron utilizando un algómetro digital (Salter Force Gauge EFG MK2). Los datos fueron recogidos durante un período de dos semanas, los participantes asistieron a tres ocasiones distintas, por lo menos 3 días de diferencia. Una vez aleatorizado, los participantes asistieron a la habitación en el mismo ranura de tiempo, la recepción de una intervención diferente cada vez. Este método experimento de prueba de concepto consistía en una simple ciego, aleatorizado, controlado por simulación, que se repite medidas en el diseño del estudio objeto, cruzado. Un código de intervención se produjo: control, farsa y experimental. Cada condición experimental se llevó a cabo durante 90 segundos a 2 minutos.
A simple ciego, aleatorizado, se llevó a cabo en 17 sujetos asintomáticos. Se midieron los umbrales de presión del dolor bilateralmente en la musculatura paraespinal C4, extremo lateral de la clavícula y tercio superior del tibial anterior, antes y después de una relajación del diafragma. Los resultados demostraron una reducción estadísticamente significativa, efecto hipoalgésico, en el segmento espinal C4, tanto en la derecha (p =0.016) e izquierdo (p = 0,004). Promediando el efecto hipoalgésico desde ambos lados, equivale a un 17,17% de cambio que se considera clínicamente significativo. Induciendo un estado hipoalgésico en segmentos espinales relacionados, específicamente C4. Sugiriendo que dirigir el tratamiento hacia el diafragma, usando una “liberación diafragmática”, podría inducir un efecto hipoalgésico inmediato clínicamente y estadísticamente significativo, de manera local en el cuarto segmento cervical, debido a su relación con el nervio frénico.
Los resultados de este estudio indicaron un ‘diafragma Release’ inducido inmediatamente, clínica y educativamente significativo efecto hypoalgesic en la columna vertebral cervical, pero no en el hombro o en el sitio distal. Este estudio apoya un mecanismo neurofisiológico detrás de la eficacia de la terapia manual que utiliza el concepto de regional inhibidor de interdependencia, sin embargo, la aplicabilidad clínica es indefinida.

La investigación adicional puede aclarar esto e investigar la permanencia del efecto observado utilizando una población mayor, los pacientes sintomáticos y seguimiento de las mediciones. Esta investigación apoya una hipótesis de que el tratamiento de tejido somático distal tiene tanto un efecto localmente y en el segmento espinal de suministro neurológica, proporcionando un incentivo para la investigación futura en osteopática conceptos y otros ejemplos de regional inhibitoria interdependencia.


*ENDOMETRIOSIS
Kanu Goyal, et al (11) 2016.

Este reporte de caso estudia el efecto del TO de los principales diafragmas corporales para el tratamiento de la endometriosis como enfermedad principal, con sangrado anormal del útero, añadido a otras comorbilidades somáticas.
Una mujer de 29 años, ama de casa, presión arterial era 136/88 y pulso de 80 latidos por minuto, 75 kg de peso. Presentó aumento del flujo durante
período, dolor abdominal bajo, leucorrea, dolor inferior y con estreñimiento ocasional durante los últimos 3 años. El dolor fue descrito como aburrido y constante sensación de dolor. Sensación de cansancio durante sangrado fase menstrual. El paciente tiene niño de 6 años de edad, varón nacido con normalidad. Se sometió a una ecografía de diagnóstico del útero y se encontró con voluminosos endometrios, insignificante y ninguna otra anormalidad se detectó. El paciente había sido tratado por inhibidores de la bomba de protones, medicamentos antiinflamatorios esteroideos para los últimos 3 años.
Evaluación osteopática, se encontró con la restricción de movimiento global en los cuadrantes inferiores abdominales respectivamente, columna cervical superior y la columna lumbar superior. El movimiento cráneo-sacro fue restringido. El resto de la evaluación fue normal.
El plan de tratamiento osteopática se hizo para 2 sesiones por semana durante 4 semanas.
Análoga visual escala (VAS) para medir el dolor menstrual y EHP – 5 fueron documentadas antes y después del tratamiento.

Durante el período de sesiones el paciente fue sometido a TMO, consistente en liberación de todos los principales diafragmas, diafragma pélvico, diafragma abdominal, la liberación de la salida torácica y liberación diafragma hioides respectivamente. Durante la segunda sesión, liberación de la unión gastro-esofágica (GE), liberación en el colon sigmoide, la terapia craneal al occipucio, la liberación del sacro y el tubo dural balanceo fue incorporado.
El desequilibrio hormonal se trató con el enfoque osteopático mediante la mejora del movimiento de la unión esfeno-basilar y también por el flujo de líquido cefalorraquídeo a través técnicas CV4 respectivamente.
Las técnicas de manipulación viscerales incluyendo, pelvis, la movilidad diafragmática abdominal y también la movilidad y motilidad del hígado y de la técnicas de alivio del dolor y mejora la CVRS.
Se comprobó que la paciente consiguió el alivio en el dolor según lo informado utilizando VAS (de 8,3 / 10, 3,9 / 10) y el HR-QoL general se mejoró usando EHP -5 (de 72/100 a 26/100). Subjetivamente el paciente con EM informó a ser sentirse mejor en general con el tratamiento anterior.


DISCUSIÓN
Características generales de los estudios:
Todos los artículos incluyen entre su protocolo general de actuación, el TO del diafragma torácico. En todos los artículos se obtienen resultados positivos y sin efectos secundarios y/o adversos.
Limitaciones encontradas: -Tres artículos son reporte de caso, Kanu Goyal, et al, Seidel B, et al, . Diniz LR, et al. Por lo que sus conclusiones carecen de probada evidencia científica.
-Un artículo en forma de hipótesis Collebrusco, et al. La hipótesis de tratamiento del SII a través de TMO es altamente positiva, dado que el planteamiento y procedimiento del mismo, son totalmente fieles a las reglas de Oro de la Osteopatía, en cambio no tiene estudio estadístico en el artículo que refleje evidencia científica probada.

-Un artículo con grupo de control, GC, grupo de farsa GF y grupo experimental GE. McCoss, et al.

-Un artículo con grupo de osteopatía GO y GC. VN da Silva, et al.
-Dos artículos tratan sobre la misma patología, siendo uno un caso de reporte con un paciente. Diniz LR, et al y con 38 pacientes VN da Silva, et al.
-Todos los artículos son difícilmente comparables entre sí al tratar patologías diferentes, a excepción de los dos anteriores. Siendo también de difícil comparación al tener diferente número de sujetos llevados a estudio.
-Un artículo con pérdida de tres participantes en el estudio de McCoss, et al que pasan de 20 a 17. No hay pérdida de participantes en ningún otro estudio.
-Ningún artículo expone la duración del tiempo de cada consulta específica, Kanu Goyal, et al, Seidel B, et al, Diniz LR, et al, Collebrusco, et al, VN da Silva, et al. Exceptuando el estudio de McCoss, et al, siendo estas de entre 90 segundos a dos minutos, en un plazo total de dos semanas y en tres veces distintas, con una sola técnica osteopática del diafragma torácico.

El estudio del artículo VN da Silva, et al, no tiene ninguna referencia al tiempo de la consulta, con la aplicación de una sola técnica del diafragma torácico. -El estudio del artículo de. Diniz LR, et al, refiere tres sesiones, entre la primera y la segunda una semana de espacio, entre la segunda y la tercera dos semanas de espacio, no especifica el tiempo de la consulta, con la aplicación de TMO con dos técnicas esofágicas y dos del diafragma torácico.
-El estudio del artículo de Seidel B, et al, el TMO se lleva a cabo en tres días, el primer y segundo día son consecutivos y el tercero cuatro días después, no hace referencia al tiempo de la consulta, aplica tres técnicas del diafragma torácico distintas, además del resto de TO.
-El estudio del artículo de Kanu Goyal, et al, refiere dos sesiones por semana, durante cuatro semanas, no especifica el tiempo de cada consulta, con TO de todos los diafragmas.

-Los autores McCoss, et al, VN da Silva, et al, Diniz LR, et al, explican todas las técnicas osteopáticas utilizadas.
-Los autores Seidel B, et al y de Kanu Goyal, et al, nombran las técnicas, sin embargo no las explican.
-Los autores Collebrusco, et al, nombran las técnicas, su beneficio y utilidad y sólo explican una de las técnicas expuestas en su hipótesis de tratamiento.
-En el estudio de los 6 artículos, se observa la realización de evaluaciones y/o tratamientos sobre la región del diafragma torácico. Las técnicas realizadas durante los tratamientos difieren entre sí, por lo que tampoco serían objeto de un estudio conjunto. – Los autores, Kanu Goyal, et al, Seidel B, et al, .Diniz LR, et al, Collebrusco, et al, VN da Silva, et al trabajan con sujetos sintomáticos.

-Los autores McCoss, et al, trabajan con sujetos asintomáticos.
-Existen datos erróneos o que dan lugar a confusión en VN da Silva, et al. Lo que dificulta su comparación, estudio, comprensión y fiabilidad.
-No todos los artículos tienen en cuenta en su evaluación los criterios ARTT y la DS. – Los autores Kanu Goyal, et al, Seidel B, et al, Diniz LR, et al, et al. realizan un examen clínico estructural osteopático de la persona

-Los autores VN da Silva, et al, McCoss, et al. no realizan examen clínico estructural osteopático de la persona,
-Los autores Collebrusco, et al, contempla el examen estructural osteopático en su hipótesis de tratamiento para SII.


CONCLUSIONES
-No hay suficientes estudios realizados sobre el TODT para una misma patología, que de evidencia científica de calidad al TODT.
-Los reportes de casos con un solo sujeto de muestra carecen de evidencia científica.

-Todos los artículos estudiados tienen un bajo número de participantes. Sería necesario aumentar el número de participantes.

-Los artículos difieren entre ellos en su forma, número, procedimiento y cuantificación.
-No existe un protocolo homogéneo de actuación establecido del TO del diafragma torácico, para realizar estudios con evidencia científica probada.
-Todos los artículos incluyen en su protocolo de actuación el TODT. En todos los artículos se obtienen resultados positivos y sin efectos secundarios y/o adversos.
-El estudio de todos los artículos, manifiesta de forma positiva la relevancia del TODT, pudiéndose aplicar a diferentes patologías y/o enfermedades, con resultados a tener en cuenta para la salud, pero sin evidencia científica.
Por todo lo que se expone anteriormente se puede decir:

-El estudio de la osteopatía aplicada al diafragma torácico, con evidencia científica, es insuficiente.

-Existe la necesidad de un protocolo homogéneo de actuación establecido del TO del diafragma torácico, para realizar estudios con evidencia científica probada.
-Existe la necesidad de nuevas investigaciones sobre la osteopatía aplicada al diafragma torácico. Esto podría llevar al TO del diafragma torácico, a ser tomado en cuenta como medicina preventiva y de tratamiento para diversas patologías y/o enfermedades.

BIBLIOGRAFIA

  1. Ricard F, Sallé J.L. Tratado de Osteopatía 4ª Edición. España. Medos Edición, S.L. 2014
  2. Ricard F. Tratado de osteopatía visceral y Medicina interna, sistema digestivo Tomo II. Madrid. Editorial médica Panamericana, S.A. 2009
  3. Ricard F, Sallé J.L. Tratado de Osteopatía 3ª Edición. Madrid. Editorial médica Panamericana, S.A. 2010
  4. TART | definition of TART by Medical dictionary [Internet]. [Citado 24 de abril de 2018]. Disponible en: http://medical-dictionary.thefreedictionary.com/TART
  5. Bordoni B., Marelli F., Morabito B., Sacconi B. Int J Chron Obstruct Pulmon Dis. 2016; 11: 1949-1956.
  6. Da Silva RC, de Sá CC, Pascual-Vaca ÁO, de Souza Fontes LH, Herbella Fernandes FA, Dib RA, Blanco CR, Queiroz RA, Navarro-Rodriguez T. Increase of lower esophageal sphincter pressure after osteopathic intervention on the diaphragmin patients with gastroesophageal reflux. Dis Esophagus. 2013 Jul; 26(5):451-6.
  7. Diniz LR, Nesi J, Curi AC, Martins W. Qualitative evaluation of osteopathic manipulative therapy in a patient with gastroesophageal reflux disease: a brief report. J Am Osteopath Assoc. 2014 Mar; 114(3):180-8.
  8. Collebrusco L, Lombardini R. What about OMT and nutrition for managing the irritable bowel syndrome? An overview and treatment plan. Explore (NY). 2014 Sep-Oct; 10(5):309-18.
  9. Seidel B, Desipio GB. Use of osteopathic manipulative treatment to manage recurrent bouts of singultus. J Am Osteopath Assoc. 2014 Aug; 114(8):660-4.
  10. McCoss CA, Johnston R, Edwards DJ, Millward C. Preliminary evidence of Regional Interdependent Inhibition, using a ‘Diaphragm Release’ to specifically induce an immediate hypoalgesic effect in the cervical spine.J Bodyw Mov Ther. 2017 Apr; 21(2):362-374.
  11. Goyal K, Goyal M, Narkeesh K, John Samuel A, Sharma S, Chatterjee S, Arumugam N. The effectiveness of osteopathic manipulative treatment in an abnormal uterine bleeding related pain and health related quality of life (HR-QoL) – A case report. J Bodyw Mov Ther. 2017 Jul; 21(3):569-573.