Recuperación del dolor lumbar crónico después del Tratamiento manipulativo osteopático: un ensayo controlado aleatorizado

Contexto: se sabe poco sobre la recuperación después de la manipulación espinal en pacientes con dolor de espalda baja (LBP).
Objetivo: evaluar la recuperación del dolor lumbar crónico después de un breve régimen de osteopática tratamiento manipulador (OMT) en un análisis de respuesta de OSTEOPAThic
Resultados de salud en el ensayo de dolor lumbar crónico (OSTEOPÁTICO).
Métodos: se realizó un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado por simulación para determinar la eficacia de 6 sesiones de OMT durante 8 semanas. La recuperación fue evaluada en la semana 12 usando una medida compuesta de recuperación del dolor (10 mm o menos en un 100 mmescala analógica visual) y recuperación funcional (2 o menos en el Roland-Morris)
Cuestionario de discapacidad para el funcionamiento específico de la espalda). Los RR y los números necesarios para tratar
(NNT) para la recuperación con OMT se midieron, y los correspondientes las funciones de distribución acumulativa se trazaron de acuerdo con la intensidad de LBP basal y funcionamiento específico de la espalda. Se usó regresión logística múltiple para calcular
el quirófano para la recuperación con OMT mientras controla simultáneamente posibles factores de confusión.
Se realizaron análisis de sensibilidad para corroborar los resultados primarios.

Resultados: hubo 345 pacientes que no cumplieron con ninguno de los criterios de recuperación al inicio del estudio en los análisis primarios y 433 pacientes que se encontraron con ninguno o solo uno de estos criterios en los análisis de sensibilidad. Hubo un gran efecto de tratamiento para la recuperación
con OMT (RR, 2,36; IC del 95%, 1,31-4,24; P = 0,003), que se asoció con un NNT clínicamente relevante (8,9; IC del 95%, 5,4-25,5). Este significativo hallazgo persistió
después del ajuste para posibles factores de confusión (OR, 2.92, IC 95%, 1.43-5.97; P = .003).
También hubo un efecto de interacción significativo entre OMT y depresión comórbida (P = .02), lo que indica que los pacientes sin depresión eran más propensos para recuperarse del dolor lumbar crónico con OMT (RR, 3,21; IC del 95%, 1,59-6,50; p <0,001)
(NNT, 6,5; IC del 95%, 4,2 – 14,5). Las funciones de distribución acumuladas demostraron respuestas RR y NNT óptimas en pacientes con niveles moderados a severos de intensidad de LBP y disfunción específica de la espalda al inicio del estudio. Resultados similares fueron observado en los análisis de sensibilidad.
Conclusiones: el régimen de OMT se asoció con una afectación significativa y clínica medidas relevantes para la recuperación del dolor lumbar crónico. Una prueba de OMT puede ser útil antes de pasar a otras intervenciones más costosas o invasivas en el manejo médico de pacientes con dolor lumbar crónico. (Número de ClinicalTrials.gov
NCT00315120)

El dolor lumbar (dolor lumbar) afecta aproximadamente a 632
millones de personas en todo el mundo y es el líder
causa de discapacidad.1
Medidas de intensidad de LBP y el funcionamiento específico de la espalda se utiliza con frecuencia para evaluar las trayectorias de LBP, 2,3 y son los 2 núcleos resultados importantes para los investigadores, profesionales de la salud, y pacientes por igual.4
El concepto de recuperación de LBP varía sustancialmente de persona a persona, y los investigadores a menudo no están de acuerdo con preguntas tan básicas como si se debe tener una medida de recuperación común para y crónico LBP.5
Sin embargo, el soporte de datos empíricos
el uso de umbrales de dolor absoluto, debajo del cual los pacientes
puede considerarse recuperado de LBP.6
Poco se sabe sobre la recuperación después de la manipulación osteopática tratamiento (OMT) a pesar de su uso común en
pacientes con LBP.7
Los resultados de salud OSTEOPAThic
En el dolor crónico de espalda baja (OSTEOPÁTICA), la prueba es la
la mayor prueba de eficacia de un solo sitio de manipulación espinal para LBP crónico, como lo demuestra una comparación con 26 ensayos
incluido en una revisión Cochrane.8
En ese ensayo, 145 pacientes (63%) que recibieron TMO versus 103 pacientes (46%) quien recibió la simulación OMT informó una mínima importancia cambio en el dolor lumbar y 114 pacientes con OMT (50%) vs 79 los pacientes con OMT simulada (35%) informaron mejoría sustancial.9
Presentamos aquí los resultados de recuperación de los pacientes quien recibió OMT en el ensayo OSTEOPÁTICO basado en una medida compuesta de intensidad de LBP y funcionamiento específico de la espalda y presentar el correspondiente funciones de distribución acumulativa como se recomendó recientemente por el National Institutes of Health Task Force sobre estándares de investigación para el dolor lumbar crónico.10

Métodos
Diseño del estudio
La metodología y los resultados del ensayo OSTEOPÁTICO han sido previamente reportados.9,11,12.

El estudio se realizó en el Centro de Investigación Osteopática de la Universidad del Centro de Ciencias de la Salud del Norte de Texas, Texas College de la medicina osteopática en Fort Worth, aprobado por la junta de revisión institucional en la Universidad del Norte de Texas Health Science Center, y supervisado por un tablero de monitoreo de datos y seguridad. La prueba fue registrada con ClinicalTrials.gov (NCT00315120).
Los pacientes fueron asignados aleatoriamente por computadora
números pseudoaleatorios para OMT o simulación OMT dentro de un diseño factorial de 2 × 2. El segundo factor estudiado fue la terapia de ultrasonido, que se encontró que es no es efectivo y no tiene interacción estadística con OMT. La aleatorización en bloques de 24 se utilizó para
lograr un número equilibrado de pacientes en el OMT y
simular grupos OMT. Las asignaciones de pacientes fueron transmitidas directamente a la OMT y falsificar proveedores de OMT antes de la primera sesión de tratamiento utilizando numeración consecutiva y sobres sellados. Pacientes y miembros de la investigación
el personal que inscribió pacientes o los datos recopilados fueron cegados a las asignaciones de tratamiento. El paquete OMT9
fue entregado durante sesiones de 15 minutos proporcionadas por osteopática médicos, becarios o residentes en las semanas 0, 1, 2, 4, 6, y 8, y los resultados se evaluaron en la semana 12. Sham
OMT involucró el contacto manual, rango activo y pasivo de
movimiento y técnicas que simulaban OMT pero que se usaban
tales maniobras como toque ligero, posicionamiento inadecuado del paciente, movimientos deliberadamente mal dirigidos, y disminuidos
fuerza por el tratamiento provider.9
Medidas de recuperación informadas por el paciente
La recuperación del dolor lumbar crónico fue determinada por un compuesto medida basada en los resultados medidos con un
Escala análoga visual (VAS) de 100 mm para la intensidad de LBP y
el Cuestionario de Discapacidad de Roland-Morris (RMDQ) para
funcionamiento específico de la espalda.13 El doble criterio de recuperación fueron un puntaje VAS de 10 mm o menos y un RMDQ
puntaje de 2 o menos en la semana 12. Estos fueron seleccionados porque de su utilidad en la discriminación entre pacientes
que se consideraban recuperados o no recuperados
de LBP.6
Estos criterios también son consistentes con
encontrando que pocos pacientes requieren una resolución completa del dolor o restauración del funcionamiento para considerarse a sí mismos recuperados de LBP.

Monitoreo de seguridad
Un oficial de seguridad independiente revisado y adjudicado
todos los eventos adversos informados. Eventos adversos serios
se definieron como muertes, situaciones que ponen en peligro la vida,
hospitalizaciones, discapacidad grave o permanente, o
otros eventos médicos importantes.
Análisis estadístico
El tamaño original de la muestra de prueba fue condicionado
análisis de las diferencias previas y posteriores al tratamiento entre
grupos en el VAS para la intensidad de LBP. Los datos fueron
resumido como mediana (rango intercuartil [IQR]) para variables continuas, y los grupos se compararon usando la prueba de Mann-Whitney. El número (%) se usó para resumir las variables categóricas y comparar los grupos utilizando métodos de tabla de contingencia, incluyendo RR e IC del 95%. La relevancia clínica de los RR fue
evaluado usando las pautas establecidas por el Cochrane
Volver Grupo de revisión14: RR <1, efecto negativo o daño;
1≤RR <1.25, efecto pequeño; 1.25≤RR≤2, efecto medio;
y RR> 2, efecto grande. Los números necesarios para tratar (NNT) se calcularon como el recíproco del diferencia absoluta en la proporción de pacientes que informan recuperación con OMT relativa a OMT simulada, y IC del 95% se calcularon utilizando la puntuación de Wilson método.15 Consideramos NNTs menos de 10 para representar
efectos de tratamiento clínicamente relevantes basados ​​en una sistemática revisión de ensayos clínicos con analgésicos orales.16
Estimamos y trazamos la distribución acumulativa funciones para RR y NNT para recuperación con OMT.
Valores indefinidos de RR o NNT atribuibles a tamaños de celda pequeña y división por 0 en los extremos inferiores de las funciones de distribución acumulativa fueron imputadas usando el primer punto de datos definido. Numbers-needed-to-treat más de 100 o que tienen valores negativos fueron asignado un valor de 100 (es decir, efecto de tratamiento mínimo).
Los gráficos de la función de distribución acumulada fueron suavizado mediante el uso de la media móvil de RR sobre sucesivos intervalos de 10 mm de las puntuaciones VAS basales e intervalos de 3 puntos de los puntajes RMDQ iniciales. Tal suavizado tiene la ventaja de mostrar de manera más efectiva tendencias generales en los datos en lugar de simplemente identificando los máximos y mínimos para RR y
NNTs, respectivamente.
Usamos regresión logística múltiple17 para calcular
Órdenes quirúrgicas e IC del 95% para recuperación con OMT, mientras controla para las características demográficas y de LBP del paciente,
salud general y depresión comórbida al inicio del estudio,
uso concurrente de medicamentos para dolor lumbar y eventos adversos durante el juicio Se realizaron análisis de sensibilidad para
evaluar el impacto potencial de excluir 110 asignados al azar
pacientes en los análisis primarios porque se conocieron en
al menos 1 de los criterios de recuperación dual al inicio del estudio. En el análisis de sensibilidad, 22 pacientes asignados al azar que se conocieron ambos criterios de recuperación dual fueron excluidos, por lo tanto dejando una muestra de 433 (95%) de los originalmente aleatorizados pacientes para el análisis Todos los análisis se basaron en
intención de tratar, con los datos faltantes imputados utilizando el
última observación llevada adelante. Los datos fueron analizados
con el software SPSS (versión 21; IBM) y Microsoft Excel 2010 (Microsoft Corporation) se utilizó para trazar funciones de distribución acumulativa.
Resultados
Características basales del paciente y Flujo a través del Juicio. Evaluamos 1161 pacientes para elegibilidad, y 455 hombres y mujeres de 21 a 69 años con crónico no específico.
Se registró LBP de al menos 3 meses de duración entre
Agosto de 2006 y enero de 2011 para participar en este ensayo doble ciego controlado por simulacro en el Dallas-Fort
Vale la pena metroplex. De los 455 pacientes asignados al azar,
230 (51%) fueron asignados al grupo OMT y 225 (49%) fueron asignados al grupo simulado OMT. El primario los análisis realizados aquí incluyen 345 de 455 pacientes asignados al azar (76%) que no cumplieron con ninguno de los criterios de recuperación dual al inicio del estudio (es decir, puntajes VAS basales fueron mayores de 10 mm y los puntajes de RMDQ fueron mayores de 2). La mediana de edad de 345 pacientes en la primaria análisis fue 42 (IQR, 31-52) años y 225 (65%) fueron mujer. Las puntuaciones medias iniciales fueron 50 (IQR, 34-64) mm en el VAS para la intensidad de LBP y 6 (IQR, 4-11) en el
RMDQ para el funcionamiento específico de la espalda. Las características basales de pacientes en cada grupo de tratamiento en general comparable (Tabla 1). En general, 14 pacientes (4%)
suspendió el tratamiento y otros 26 (8%) se perdieron en
Seguir. Un total de 271 (79%) asistieron a los 6 tratamientos
sesiones y la visita de salida de la semana 12. Seguimiento y tratamiento
las medidas de adherencia fueron similares para los pacientes en
cada grupo de tratamiento (Figura 1).
Análisis primarios
La reducción de la mediana (IQR) en la puntuación VAS para LBP
la intensidad durante 12 semanas fue de 20 (2-36) mm en el OMT
grupo vs 12 (-5 a 25) mm en el grupo simulado OMT
(P = .002). La reducción de la mediana (IQR) en el RMDQ
puntaje para la disfunción específica de la espalda fue de 2 (0-5) en el
Grupo OMT versus 2 (0-4) en el grupo simulado OMT (P = 0,66).
Un total de 34 pacientes en el grupo OMT (19%) se reunieron con
criterios de recuperación dual frente a 14 en el grupo simulado OMT (8%) (RR, 2,36; IC del 95%, 1,31-4,24; P = 0,003). Este compuesto
hallazgo de recuperación fue consistente con un gran tratamiento
efecto con OMT. El RR máximo para la recuperación con
OMT se observó en pacientes con puntuaciones VAS basales
de 41 mm o menos (RR, 2,95; IC del 95%, 1,36-6,41; P = 0,003).
En consecuencia, para el funcionamiento específico de la espalda, el
máximo RR para la recuperación se observó en pacientes con
puntajes RMDQ basales de 6 o menos (RR, 2.57, IC 95%,
1.32-5.01; P = .003). Sin embargo, la distribución acumulada
gráficos de función para RR para recuperación con OMT indican
que los grandes efectos del tratamiento se observaron en 221
pacientes (64%) con puntajes VAS basales de 40 mm o mayor y en 170 pacientes (49%) con puntajes RMDQ de 6 o mayor (Figura 2). Hubo sustancialmente mayor variabilidad en la respuesta de RR con la puntuación VAS basal que con el puntaje RMDQ.
El NNT general para la recuperación con OMT fue
8.9 (IC 95%, 5.4-25.5). Los mínimos de NNT para la recuperación
se observaron en el mismo subgrupo de pacientes que generaron los máximos RR (es decir, aquellos con VAS basal
puntajes de 41 mm o menos y puntuaciones de RMDQ de 6 o menos).
Los NNT correspondientes para estos pacientes fueron
4,5 (IC del 95%, 2,8-12,9) y 5,5 (IC del 95%, 3,4-16,4),
respectivamente. Los diagramas de la función de distribución acumulativa para la recuperación con OMT muestran que clínicamente relevante.
Se observaron NNT en 273 pacientes (79%) con referencia
Puntajes VAS de 30 o más, y en 245 pacientes
(71%) con puntajes de RMDQ de 4 o más (Figura 3).
Al igual que con los RR, hubo una mayor variabilidad en NNT
respuesta con la puntuación VAS basal que con el RMDQ
puntaje, particularmente en el extremo inferior del acumulativo
línea de base de la distribución de la intensidad del LBP
Análisis multivariables
La intensidad del dolor inicial se asoció inversamente con
recuperación del dolor lumbar crónico en la regresión logística múltiple
modelo que se ajustó simultáneamente para otra
variables (Tabla 2). El OR para cada milímetro incremental
en el VAS para la intensidad de LBP fue de 0,96 (95% CI,
0.94-0.98; P <.001). Tratamiento manipulativo osteopático
fue la otra variable asociada con la recuperación en
este modelo de regresión multivariante (OR, 2.92, IC 95%,
1.43-5.97; P = .003). Ni prescripción ni venta libre
uso de medicación para dolor lumbar durante el ensayo fue
asociado con la recuperación. También hubo importantes
OMT × edad (P = .04) y OMT × depresión comórbida
(P = .02) efectos de interacción. Se revela un análisis más detallado
que OMT fue más eficaz para efectuar una recuperación
de dolor lumbar crónico en el paciente de 50 a 69 años de edad
subgrupo (RR, 7.50; IC 95%, 1.00-56.47; P = .03)
(NNT, 6.9; IC 95%, 3.9-39.2) y en pacientes sin depresión comórbida (RR, 3,21; IC del 95%, 1,59-6,50; P <0,001) (NNT, 6,5; IC del 95%, 4,2-14,5).
Daños
Trece pacientes (7%) en el grupo OMT y 10 (6%)
en el grupo simulado OMT tuvo eventos adversos (P = .56).
En consecuencia, hubo 5 pacientes (3%) y 3 pacientes (2%), respectivamente, que tuvieron efectos adversos graves eventos (P = .72). Este último consistió exclusivamente de hospitalizaciones u otros eventos médicos importantes que fueron no relacionado causalmente con las intervenciones del estudio. Adverso los eventos no se asociaron con la recuperación después del ajuste
para posibles factores de confusión (Tabla 2).
Análisis de sensibilidad
La mediana de edad de 433 pacientes en los análisis de sensibilidad
tenía 41 años (IQR, 29-51) años y 275 (64%) eran mujeres.
Las puntuaciones medias iniciales fueron 46 (IQR, 29-61) mm en el
EVA para la intensidad de LBP, y 6 (IQR, 3-10) en el RMDQ
para el funcionamiento específico de la espalda. Las características basales (Tabla 1) y seguimiento y adherencia al tratamiento
medidas (Figura 1) fueron similares para los pacientes en cada grupo de tratamiento. La reducción de la mediana (IQR) en el VAS
la puntuación para la intensidad de LBP durante 12 semanas fue de 20 (2-32) mm en el grupo OMT vs 10 (-3 a 25) mm en el simulacro OMT
grupo (P = .001). La reducción de la mediana (IQR) en el
La puntuación RMDQ para la disfunción específica de la espalda fue 2 (0-4) en el grupo OMT versus 2 (0-4) en el grupo simulado OMT
(P = .76). Un total de 51 pacientes (24%) en el OMT grupo cumplió los criterios de recuperación dual frente a 29 (13%) en el
grupo simulado OMT (RR, 1.75, IC 95%, 1.16-2.65; P = .007). Los RR máximos se observaron en pacientes con puntajes VAS basales de 67 mm o menos (RR, 1,91; IC del 95%, 1.25-2.93; P = .002) y con puntajes RMDQ iniciales de 10 o menos (RR, 1,79; 1,17-2,73; P = 0,006). El acumulativo funciones de distribución para RR para la recuperación con OMT exhibió menos variabilidad según la línea base
puntajes para la intensidad de LBP y el funcionamiento específico de la espalda que las parcelas correspondientes en los análisis primarios
(Figura 2).
El NNT general para la recuperación con OMT fue
9.9 (IC 95%, 5.8-36.2). Se observaron los mínimos de NNT
en pacientes con puntuaciones VAS basales de 41 o menos
(NNT, 6.0; IC 95%, 3.4-26.3) y con RMDQ basal
puntajes de 6 o menos (NNT, 7.1, IC 95%, 4.1-29.9). Ahí
prácticamente no hubo diferencias entre el acumulado
gráficos de función de distribución para NNT para recuperación con
OMT derivado de los análisis primarios y de sensibilidad
(Figura 3). Los diagramas de la función de distribución acumulativa
para la recuperación con OMT muestran que clínicamente relevante
Se observaron NNT en 248 pacientes (57%) con referencia
Puntajes VAS de 40 o más y en 177 pacientes (41%)
con puntajes RMDQ de 6 o más.
En los análisis multivariados, la puntuación VAS basal
(O, 0,97; IC del 95%, 0,96-0,99; p <0,001), el RMDQ
puntuación (OR, 0,90; IC del 95%, 0,82-0,98; p = 0,01) y cigarrillo
fumar (OR, 0,44; IC del 95%, 0,21-0,92; p = 0,03)
cada uno estaba inversamente asociado con la recuperación, mientras que OMT se asoció directamente con la recuperación (OR,
2.36; IC del 95%, 1,35-4,14; P = .003) (Tabla 2). Ahí
fue un efecto de interacción de depresión comórbida OMT ×
comparable a la observada en los análisis primarios.
Los daños del tratamiento también fueron comparables a los
informado en los análisis primarios.
Discusión
Nuestros hallazgos indican que entre un quinto y un cuarto de
los pacientes que reciben OMT pueden experimentar mejoras
tanto en la intensidad del dolor como en el funcionamiento específico de la espalda consistente con la recuperación del dolor lumbar crónico. Estos hallazgos representan un gran efecto de tratamiento según lo definido por el Cochrane Back Review Group.14 Análisis multivariante
corroboró que OMT se asoció de forma independiente con recuperación después de ajustar por posibles factores de confusión, lo que sugiere que nuestros hallazgos son relevantes para una amplio espectro de pacientes con dolor lumbar crónico independientemente
de la demografía, el dolor lumbar inicial y la salud general, y
uso concomitante de medicamentos recetados y no recetados
para LBP. Los pacientes con depresión comórbida
no parece experimentar una respuesta de recuperación favorable
a OMT en nuestro estudio. En general, nuestros hallazgos tienen importantes implicaciones porque el dolor lumbar crónico a menudo es refractarioal tratamiento médico convencional, incluyendo invasivo
y costosas intervenciones.18
Los efectos de tratamiento grandes y clínicamente relevantes para
recuperación de dolor lumbar crónico con OMT observado en el
estudio actual puede tener un impacto potencialmente enorme en
el nivel de población. Tratamiento manipulativo osteopático
como la proporcionada por los médicos osteópatas en este
estudio es seguro, particularmente cuando se integra con el
manejo de pacientes en el contexto de su historia y hallazgos físicos.19 La sabiduría de restringir uso de intervenciones eficaces, como OMT en este estudio, a los médicos osteópatas ha sido cuestionado.
Los médicos alopáticos representan un recurso sin explotar en
Combatir la gran carga de sufrimiento de LBP en
los Estados Unidos y potencialmente puede integrar básicos
Técnicas OMT como las utilizadas en el estudio actual
para tratar pacientes con dolor lumbar crónico. Otros estudios21,22 tienen describió cómo los médicos de medicina familiar alópata
y los internistas han aprendido tales maniobras básicas durante
un curso de 18 horas y posteriormente informó mayor
confianza y habilidades en la gestión de dolor lumbar. Quizás el
transición a un solo sistema de acreditación para graduados
la educación médica en los Estados Unidos ofrece una
oportunidad de promover el interés y la capacitación en OMT
entre los residentes y médicos alopáticos.23
Hasta donde sabemos, el estudio actual es el primero
ensayo principal para implementar la recomendación de la
Grupo de trabajo de institutos nacionales de salud sobre investigación
Estándares para el dolor lumbar crónico para informar acumulativo
funciones de distribución de las respuestas en el tratamiento
y grupos de control.10 Extendimos su recomendación mediante el uso de RR y NNT como medidas resumidas  de acuerdo con los niveles basales de intensidad de LBP y funcionamiento específico de la espalda, y demostramos el
la eficiencia de tales métricas para explicar la recuperación
de LBP crónico. El uso simultáneo de ambas medidas,
anclado por las pautas establecidas para la interpretación
RRs, 14 pueden ayudar a definir la relevancia clínica
de los resultados de NNT en ensayos futuros. El acumulativo
las funciones de distribución sugieren que los pacientes con línea de base
Puntajes de VAS de aproximadamente 40 mm o más en un
La escala de 100 mm para la intensidad de LBP puede ser el objetivo de
respuesta OMT óptima basada en RR, NNT y
números en riesgo de recuperación de dolor lumbar crónico. Sobre el
RMDQ, pacientes con puntajes basales de 6 o más
puede ser dirigido
Existen limitaciones potenciales para este estudio. los
uso de funciones de distribución acumulativa para medir
la recuperación no se especificó cuando se planificó la prueba
hace más de una década porque tales métodos analíticos
no fueron utilizados en ese momento. Estos análisis fueron realizados
en respuesta a los criterios emergentes para la recuperación6
y recomendaciones recientes para informar los resultados
relacionado con el dolor lumbar crónico.10 porque originalmente aleatorizamos
pacientes que representan los rangos completos de
Puntuaciones de intensidad LBP y funcionamiento específico de la espalda en línea de base, posteriormente excluimos a 110 pacientes que
cumplido cualquiera de los criterios de recuperación en la línea de base de la primaria analiza aquí. En consecuencia, confusión
las variables pueden no haber sido distribuidas en
al azar en los 345 pacientes restantes.24 Sin embargo,
la eficacia de OMT para efectuar una recuperación de
El dolor lumbar crónico persistió después de ajustar el potencial
factores de confusión y en los análisis de sensibilidad, que
retuvo a 433 pacientes. Usamos la última observación llevada adelante
método para imputar datos faltantes. A pesar de que
métodos más complejos para la imputación de datos
han sido usados ​​previamente en OSTEOPATHIC
Juicio, no han arrojado resultados materialmente diferentes.9,25
Finalmente, los datos no pueden ser extrapolados a
determinar si la tasa de recuperación observada con OMT
sería disminuido, mantenido o mejorado en un
un período más largo de seguimiento.
Conclusión
El manejo de LBP es discordante con los publicados
guías de práctica clínica.26 Nuestro régimen OMT de
6 sesiones durante 8 semanas son consistentes con las pautas
como los establecidos por el Instituto Nacional de
Excelencia en salud y atención.27 Nuestros hallazgos indican
que tal régimen OMT es más eficaz en tratar y efectuar una recuperación de LBP crónica de lo reportado en una revisión Cochrane de manipulación espinal.8
En comparación, grandes aumentos en la resonancia magnética
imágenes, inyecciones de esteroides epidurales y espina dorsal
la cirugía para el dolor lumbar crónico no ha mejorado al paciente
resultados o tasas de discapacidad.18 Por lo tanto, una prueba de OMT
puede ser útil antes de pasar a otro más costoso
o intervenciones invasivas en el manejo médico de pacientes con dolor lumbar crónico, particularmente en pacientes con niveles moderados a severos de intensidad del dolor y disfunción específica de la espalda.

DESCARGAR ARCHIVO ORIGINAL

Autor: EOTS

Escuela de enseñanza en Osteopatía. Comprometidos con la formación en Terapia Manual de alto nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *